CIUDAD DE MÉXICO.-  A 48 años de la matanza estudiantil del Jueves de Corpus Christi, miembros del Comité 68, estudiantes y organizaciones de sociales, partieron del Casco de Santo Tomas con rumbo al Zócalo capitalino, exigiendo justicia y castigo a los culpables del lamentable hecho.

Con mantas, banderas, pancartas y consignas de “justicia” y “10 de junio no se olvida”, el contingente de alrededor de 300 personas que partió este lunes de las instalaciones del Instituto Politécnico Nacional en el Casco de Santo Tomas, exigió castigo a los responsable de la muerte de 44 jóvenes estudiantes y de los que fueron perseguidos, detenidos y torturados a raíz de este episodio.

También pidieron no vuelva a repetirse una situación similar y se respete el derecho a manifestarse, pero sobre todo no se haga ni un ataque de estado en contra de los estudiantes.

Los manifestantes avanzaron por la avenida México–Tacuba, con rumbo al Zócalo, donde se realizaría un mitin para recalcar sus peticiones y guardar un minuto de silencio en memoria de las víctimas del Halconazo.