TAPACHULA, Chis.- El gobierno mexicano, que había prometido dar vida digna, empleo y servicios a los migrantes, ya utiliza al Ejército para la detención de centroamericanos que buscan llegar a Estados Unidos.

Este domingo puso un operativo especial cuando decenas de ellos se organizaban para integrar un caravana e irse en grupo de sur a norte por el territorio nacional rumbo a la frontera estadounidense.

La nota de Quadratín:

Elementos de migración, apoyados del Ejército Mexicano y policías federales, detuvieron a un poco menos de medio centenar de migrantes indocumentados, provenientes de Honduras y Salvador que pretendían formar una caravana, la madrugada de este domingo.

Los extranjeros habían salido alrededor de las 4:30 de la mañana de este domingo, en caravana del parque central de Tapachula.

Los cerca de 50 extranjeros en su mayoría hombres, mujeres y niños habían caminado cerca de seis kilómetros, cercano al Ejido de Viva México donde se toparon con el retén de las fuerzas federales.

Los centroamericanos, al encontrarse el retén de migración, les informaron que se encontraban en calidad de irregular y que debían ser llevados a la estación migratoria para su regularización.

La mayoría de los extranjeros accedieron a subirse a tres carros de migración con la promesa de que se les ayudaría a regularizar sus documentos a través de una migración seguros y ordenada.

Al momento de la detención solo uno se opuso y tres más se dieron a la fuga en los matorrales. Custodiados por patrullas de la Policía Federal, migración traslado a los migrantes a la estación migratoria Siglo XXI.