• El gobierno propone reducir 30% más su gasto en comunicación
  • Ahorraría mil 400 millones y los destinaría a programas sociales
  • Alianza de facto de PRI y PAN contra Morena en Aguascalientes

Los datos oficiales se confunden, acaso porque no hay orden.

O mejor dicho, Perogrullo, hay mucho desorden.

En las contradicciones están la austeridad prometida y el gasto publicitario previsto para 2019 por el nuevo gobierno federal, llegado para romper con la mafia del poder y la connivencia con los medios.

¿Cuánto dedicará a promoverse?

Contra las promesas de moralidad y ahorro, subirían algo así como 53 por ciento del último año de Enrique Peña Nieto al primero de Andrés Manuel López Obrador.

Reportó Forbes el 17 de diciembre de 2018:

“En el proyecto del Presupuesto de Egresos entregado el sábado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a la Cámara de Diputados, el gobierno que inició en diciembre la partida 3600 (destinada a los servicios de comunicación social y publicidad) pasaría de dos mil 338.6 millones a 3 mil 579.45 millones de pesos, es decir, mil 240.83 millones adicionales

MIL 400 MILLONES MÁS A PROGRAMAS SOCIALES

Internamente el gobierno federal maneja otras cifras.

En términos generales, hasta hace poco se hablaba “de algo así” como cuatro mil 200 millones de pesos, muy superiores a los tres mil 579.45 millones reportados por Forbes.

En realidad son cuatro mil 400 los que se intenta distribuir entre medios afines al gobierno, neutrales o bajo negociación directa bajo cientos compromisos de correspondencia.

Cualesquiera que sean las reglas de distribución -todavía por especificar y sobre todo por difundir-, el adelanto de esta columna para hoy es que vendrán ajustes severos.

Y como todo lo gubernamental, los interesados deberán estar pendientes del llamado palomeo o confirmación directa a cada uno de los presidentes, vicepresidentes y directores generales.

¿Cuánto bajará?

Se proyecta exactamente 30 por ciento.

Es decir, si había una bolsa de cuatro mil 400 millones, quedará en unos tres mil millones.

La orden de ya saben quién al secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, y a los responsables de Comunicación Social es dedicar esa diferencia, los mil 400 millones de pesos, a programas populares.

Votos par el 2021, 2024 y allende.

LA ALIANZA DE PAN Y PRI EN AGUASCALIENTES

Aquí le hemos dado avances.

En muchos lugares donde habrá elecciones son cuadros priístas quienes coordinan las campañas en secciones, distritos o municipios.

O bien asesoran a los abanderados a gobernadores en Puebla y Baja California, respectivamente Miguel Barbosa Jaime Bonilla.

Inclusive no faltan quiénes se han ido con perredistas de arraigo como Jaime Martínez Veloz en la entidad fronteriza.

Aquí le va otro avance:

En Aguascalientes el fenómeno ha tomado otro cariz.

Los partidos Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI) se han unido en una alianza de facto en contra del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y sus candidatos.

Todavía es temprano para dar proyecciones sólidas, pero las posibilidades de victoria en esa entidad se perfilan favorables para los panistas, aunque atrás estén los priístas.

Es el nuevo signo de los tiempos, cuando Morena se ha convertido en un partido de Estado y en un futuro obligará a un gran frente como en el pasado lo intentaban la derecha y la izquierda en contra del PRI.