CIUDAD DE MÉXICO.- Griselda Triana, viuda del periodista Javier Valdez, denunció que fue espiada por medio del software ‘Pegasus’, el cual fue empleado por la administración de Enrique Peña Nieto para perseguir a diversas personalidades.

“Yo soy trabajadora de la Universidad Autónoma de Sinaloa, desde hace aproximadamente 26 años, donde me he desempeñado en el área de comunicación. No soy criminal ni terroristas, pero he sido objeto de espionaje por ser la compañera de Javier (Valdez)”, declaró.

De acuerdo con Radio Fórmula, Griselda informó que acudirá a la Fiscalía General de la República (FGR), para interponer la denuncia correspondiente contra quien o quienes resulten responsables.

“10 y 11 días después del crimen de Javier (Valdez), me llagaron tres mensajes; dos de ellos de un link de Animal Político. Yo estaba en shock y no les di importancia. Sin embargo, a finales del año pasado cuando se hace público que el director y jefe de información de Ríodoce, había recibido mensajes infectados por ‘Pegasus’, recordé que a mí también me habían legado mensajes similares.

Hasta entonces reaccioné y me preocupé, porque muchos meses atrás, yo había dado ese teléfono a mi hija. Así que lo primero que hice fue recuperarlo y verificar que aún estuvieran los mensajes y así fue.

“El siguiente paso fue buscar al equipo de Artículo 19 para que me apoyaran para confirmar o descartar si se trataba de Pagasus, el resultado ya lo tenemos (fue positivo). ¿Qué razones había para espiarme? Estoy segura que no represento ningún peligro para la seguridad nacional. Así que creo que tal vez buscaban desvirtuar las investigaciones sobre el asesinato de Javier o quizá pensaban que yo tenía información sobre su crimen y espiándome ayudaría a resolverlo. No creo, pues su crimen sigue impune. Yo no tengo nada que esconder”, contó en conferencia de prensa la viuda del periodista asesinado hace casi dos años.

Tras estas palabras, Triana exigió a la FGR que atienda la denuncia que presentará, hasta dar con los responsables para que sean procesados y castigados; “es mi derecho conocer la verdad y que se haga justicia”, dijo.

Además solicitó al nuevo Gobierno un informe sobre la adquisición y lugar dónde se encuentra el software Pegasus, “pues todo indica que lo siguen usando. Es necesario y urgente saber quiénes lo usaron, qué información han obtenido y con qué fines”.

Por su parte, Leopoldo Maldonado, subdirector regional de Artículo 19 México y Centroamérica, señaló que este es el primer caso documentado de una víctima indirecta de asesinato en ser espiada.

Y resaltó que una de las hipótesis sobre el fin de invadir la privacidad de Griselda, es que querían descarrilar la investigación sobre el asesinato de Javier Valdez.

“Esto sucedió ocho días después de que (Enrique) Peña Nieto se comprometió, en Los Pinos frente a representantes del cuerpo diplomático de México en compañía de gobernadores de las entidades de la República, a proteger a personas defensoras de derechos humanos y periodistas”, recordó.