QUIÉN SUPERVISA-. Uno de los dichos del “pueblo sabio” como dice ya sabe quién, reza que “en arca abierta hasta el justo peca”. La pregunta va para quienes dan los millones que se obtienen del remate de carros e inmuebles y que se entregan a municipios pobres.

Una entrega la hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador en una mañanera de hace dos semanas a habitantes de municipios pobres de Oaxaca pero ¿quién vigila la aplicación correcta de esos recursos?. No hay elementos para desconfiar de nadie y menos de habitantes de zonas rurales que son los más solidarios para todo pero ¿quién les dice en qué gastar el dinero?.

Diez millones de pesos o un poco más para resolver las múltiples y añejas necesidades de pueblos de Oaxaca y de cualquier parte del país significan poco dinero, por lo mismo habría que optimizar al máximo el rendimiento de esos recursos cuya aplicación podría emplearse para dotación de servicios como agua, drenaje y luz eléctrica.

Pudiera ser que la cuarta transformación tenga personal e instituciones que se les haya asignado la tarea de orientar a los habitantes de los municipios beneficiados pero ¿si no es así?. No nos vayamos a enterar meses después que esos pueblos beneficiados con los recursos sigan en las mismas condiciones de ahora.

Un fenómeno parecido podría ocurrir con los becarios a quienes se les da una mensualidad de tres mil o más pesos. Si hay vigilancia que se informe, aunque sea en una mañanera.

PRI-. De mal en peor, mejor dicho de peor en pésimo el panorama que se avizora en las filas del PRI donde hay “solamente” siete fórmulas en busca de la presidencia nacional y secretaría general del tricolor. Con un poco de inteligencia las fórmulas débiles, -cinco de las siete-, deberían declinar desde ya en favor de alguna de las dos menos débiles, que encabeza Ivonne y Alejandro.

Es un secreto a voces que el candidato oficial es el ex gobernador de Campeche Alejandro Moreno Cárdenas, “palomeado” para ese cargo por Enrique Peña, y a últimas fechas con el apoyo público de los pocos gobernadores priistas. Su compañera de fórmula es la desconocida Carolina Viggiano pero de entrada reúne el requisito de la “equidad de género”.

La otra planilla con posibilidades es la de Ivonne Ortega con su compañero de fórmula José Encarnación Alfaro, ex del sector juvenil tricolor allá en los lejanos setentas. Ulises Ruíz y su desconocida compañera Coral Valencia encabezan la planilla sandwich, la más fuerte de las cuatro desconocidas y la más débil ante Alito e Ivonne.

Espere, pronto vendrán más noticias.