Divisionismos multipartidista

0
21

Eleazar Flores

= A EL BUKI.- Procede  la frase de la canción del “Buki mayor” Marco Antonio Solís “a dónde vamos a parar?, trás enterarnos de las deserciones de destacados militantes de un partido a otro, seguramente a cambio de algo, que debilita a unos y fortalecen a otros.

De entrada se aprecia fortalecimiento de MORENA, debilitamiento del PRD y división del PAN.

PRD-MORENA.- En menos de una semana el partido del sol azteca pierde a dos íconos de la izquierda, Dolores Padierna y su esposo René Bejarano mejor conocido en el mundo de los videos como “el señor de las ligas”. Detrás de la senadora no hay tantos seguidores como detrás de su marido pues Bejarano manejó la política social perredista desde AMLO jefe de gobierno.

Aun en la cárcel, Bejarano fue leal al peje y al salir siguió la misma conducta no obstante que dejó entrever en sus declaraciones un dejo de desconsuelo hacia su ex jefe cuando dijo “me la tuve que tragar toda”, evidenciando guardar el secreto de las ligas a costa de todo, demostrando con dicha actitud, lealtad a su ex jefe, en los hechos más que en los discursos.

En esta ala izquierda de la grilla por hoy pasa a segundo plano Ricardo Monreal ante su dubitación de seguir en MORENA o aceptar la invitación de “cinco partidos políticos” para investirlo como su candidato a la jefatura de gobierno de la ciudad de México. El destino del zacatecano está en sus manos y en la necesidad de partidos que desean aumentar presencia.

PAN.- En el blanquiazul los frentes internos bélicos aumentan, ya no se limitan a Coahuila y el frente anti Anaya formado por Margarita Zavala y Rafael Moreno Valle. Por si fuera poco, el fin de semana se abrió otro ”socavón azul” en el Senado al no llegar a presidirlo por semestres, las panistas Adriana Dávila y Laura Rojas, fieles a toda prueba a Ricardo Anaya.

Inesperadamente se eligió a Ernesto Cordero al entrar en operación la máquina tricolor encabezada por Emilio Gamboa. El involucramiento del yucateco motivó el enojo del líder panista Ricardo Anaya, incluso con sancionar tanto a Cordero como a los demás senadores que “jalen”  al votar, con la ola tricolor seguida por verdes, panalistas, perredistas e incluso panistas.

Con la experiencia que le han dado los años, Cordero advierte que “si no estás con Anaya eres un traidor”, lo que no es cierto pues esta tesis es la que está perjudicando al PAN. Niega de paso haber negociado con el PRI su elección como presidente.

Ante tantos vaivenes, el PRI es espectador hoy, mañana quién sabe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here