CANCÚN, QR.- La tarde de este viernes, los Diablos Rojos del México sufrieron el robo de sus uniformes en Cancún, Quintana Roo, donde se enfrentarían contra Tigres en una edición más de la Guerra Civil de la Liga Mexicana de Beisbol.

Los hechos ocurrieron a las afueras del estadio Beto Ávila, cuando los pingos descargaban la utilería que utilizarán en dicho encuentro beisbolero esta noche.

Cuando volvieron al camión para continuar su trabajo, se percataron de que no estaban las maletas con los uniformes de los jugadores.

Al respecto, directivos de la novena realizaron la denuncia ante el Ministerio Público de Cancún, además de que se movilizaron para conseguir otro paquete de uniformes desde Ciudad de México.