CIUDAD DE MÉXICO. – México es uno de los países más peligrosos para ejercer la tarea periodística.

La pasada Administración Pública Federal fue objeto de severas críticas y cuestionamientos en el tema de protección a periodistas y defensores de derechos humanos.

Como una manera de prevenir la victimización de periodistas y de Defensores de Derechos Humanos en México, se creó a cargo de la Secretaría de Gobernación, el Mecanismo para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos y Periodistas, una colección de acciones y programas que pretende brindar seguridad y proteger la libertad de prensa y de expresión.

A cinco años del inicio de operaciones del Mecanismo, se han aportado 768 millones de pesos al patrimonio del Fondo por parte del Gobierno Federal, que han sido destinados para la implementación de medidas de protección.

En el Presupuesto de Egresos 2018 se previeron 200 millones de pesos, que fueron aportados al Fideicomiso por la Segob en el mes de abril, lo cual resultan insuficientes, tomando en cuenta que el Mecanismo eroga un promedio de 21 millones al mes, y que en 2017 no hubo asignación de recursos.

De acuerdo a información oficial de la pasada administración, además, en el mes de octubre del presente año, se aportaron 75 millones de pesos adicionales, que suman 275 millones de pesos.

Al cierre del mes de octubre de 2018, el Fideicomiso reporta que realizó erogaciones por 194 millones de pesos para el pago de medidas de protección (enero-septiembre) y rendimientos cercanos a los nueve millones de pesos.

En el mes de junio del presente año (2018) se solicitó formalmente a la Oficialía Mayor de la Secretaría de Gobernación para que −en términos de lo dispuesto en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria− se gestionaran recursos adicionales con el propósito de hacer frente a las obligaciones que se habrían de afrontar.

En el Paquete Económico 2019, propuesto por el actual gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se contemplan 207 millones 600 mil pesos para el Fondo, nuevamente recursos insuficientes pues se prevé que solamente alcanzarán hasta el mes de agosto próximo, esto sin considerarse el incremento mensual de beneficiarios en el Mecanismo.

En este año le fue solicitado al gobierno de Enrique Peña Nieto una partida adicional de 126 millones de pesos para concluir el presente ejercicio fiscal, debido a que el recurso aprobado sólo garantizó las medidas de protección hasta el mes de septiembre pasado.

La Comisión de Derechos Humanos solicitó a través de un exhorto desde el Senado de la República, una asignación presupuestal de al menos 500 millones de pesos para la operación del Mecanismo y así garantizar la protección de periodistas y defensores de derechos humanos, lo que fue ignorado por la SHCP.

El fideicomiso público de administración y pago Fondo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas (Fondo), es una estrategia para fortalecer la política de Estado en materia de derechos humanos, que otorga recursos económicos exclusivamente para la implementación y operación de las medidas preventivas, de protección y urgentes de protección dictadas por el Mecanismo para la Protección, y demás actos que establezca la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, que garanticen la vida, la integridad, la libertad y la seguridad de las personas que se encuentran en situación de riesgo.

Conforme al marco jurídico presupuestario vigente, las Dependencias y Entidades a cuyo presupuesto se aporten los recursos presupuestarios para fideicomisos, son responsables de su coordinación y operación.

Según el pasado gobierno, “no se dejaron de otorgar medidas de protección a ningún beneficiario, ya que todos los casos son evaluados en la Junta de Gobierno del Mecanismo, conforme lo establecido en la ley, en los que se verifica el riesgo de cada beneficiario a fin de determinar las medidas de protección necesarias”.

“México está comprometido con la protección de periodistas y defensores de derechos humanos. Para el Gobierno de la República es una prioridad no solamente porque salvaguarda la libertad de expresión que es esencial para nuestra democracia, sino porque la tarea de los defensores de derechos humanos y los periodistas contribuye a fortalecer la transparencia, combatir la corrupción y buscar la verdad y la justicia en beneficio de la sociedad”, reiteró en su momento.

A lo largo de los seis años de operación del Mecanismo de Protección de Defensores de Derechos Humanos y Periodistas, ha brindado protección a más de mil personas implementando para ello más de cinco mil medidas.

Organismos internacionales considera la labor periodística como parte fundamental en el desarrollo de las sociedades democráticas.

Si esta, no es posible alcanzar de manera plena el Estado de derecho, sin antes garantizar la protección de las personas que dedican a brindar información importante y sensible a los ciudadanos.

Entidades como Veracruz, por ejemplo, son víctimas de una crisis de derechos humanos en las que resalta entre otras la de los homicidios de periodistas vinculados a investigaciones y reportajes sobre corrupción, narcotráfico y delincuencia organizada.

Quadratín