Derrumbes, colapsos, la obra rota

0
44

Hace muchos años el célebre escritor Norman Mailer inició una  crónica sobre la vida en México con una imagen propia del descuido nacional.

Decía, en ese país cuando se inaugura un edificio, es cuando se descubre un paquete de estopa olvidado en el drenaje. Mala cosa eso de la estopa.

“Y entonces la fiesta se convierte en desgracia”, escribía Mailer quien ponía ese ejemplo cómo preámbulo  la algarabía de una plaza de toros poco rato antes de comenzar la corrida. La fiesta, gran vocación nacional. Esa y cualquier otra. Por ahí se iba el creador de la bañada del verdugo, por ahí.

Pero por desventura inevitable y recurrente en México, más allá de la literatura,  las cosas no funcionan jamás como debieran.

Y cuando lo hacen es por poco tiempo.

Por eso podemos leer notas como estas, tomadas de un archivo del descuido nacional cuya abundancia nos daría para rellenar cien ediciones de este diario.

Estos son algunos ejemplos:

“…Una cuarta parte del “Puente San Cristóbal”, que se construye en la nueva carretera San Cristóbal-Tuxtla Gutiérrez (2004) “se colapsó sin dejar pérdidas humanas sólo daños ‘millonarios’”, informó Lourdes García Romero.

“Entrevistada en lugar de los hechos, la subsecretaria de Gobierno en la Región Altos lamentó el accidente ocurrido a las 9:40 horas y precisó que a la brevedad se tendrá el peritaje oficial.

“El Gobierno de Chiapas había anunciado que noviembre próximo sería puesta en operación esta obra, anunciada desde el sexenio pasado por el entonces gobernador Roberto Albores Guillén.

“El velador de la obra, Carmelino Pérez Pérez narró que se escuchó un gran estruendo y alcanzó a ver cuando se derrumbaban unas dos mil 500 toneladas de materiales a una barranca de 200 metros de altura.

“Dijo que el incidente “fue espantoso” pero lo bueno es que los obreros dejaron de laborar porque esta es la segunda semana que no reciben sus salarios respectivos…

“…En la construcción del puente, de una longitud de 300 metros, se emplea la tecnología de edificar dos grandes columnas de concreto hidráulico para soportar las 28 “dovelas” (viga de hierro) que se deslizarían hasta unirse en la parte central.

“La construcción había avanzado y sólo faltaba una dovela para unir toda la estructura, sin embargo la columna de la parte de Tuxtla Gutiérrez no aguantó el peso y siete “dovelas” de 12 metros de largo se precipitaron al vacío y las otras siete se colapsaron”.

Pero si eso ocurrió en Chiapas, algo peor sucedió hace tres años (y está por ocurrir de nuevo, tarde o temprano), en Baja California:

“La carretera escénica Ensenada-Tijuana tuvo un hundimiento la madrugada de este sábado, en el tramo de fallas geológicas, sin que hasta el momento se reporte a personas lesionadas

“Un hundimiento de 30 centímetros en la carretera Escénica Ensenada-Tijuana (2014) se convirtió en el desplome de hasta 40 metros a lo largo de un tramo de 300 metros a la altura del kilómetro 93, un daño atribuible a la falla de San Andrés, y que tardará al menos un año en ser reparado.

“El hundimiento inició con un desnivel de apenas 30 centímetros desde el pasado 26 de diciembre, mismo que se convirtió en un colapso de 40 metros, dejando atrapados varios tráileres de carga que circulaban en ese momentos; asimismo, quedó incomunicada no sólo Ensenada sino al resto de Baja California, ya que se trata de la autopista federal Transpeninsular que llega hasta Cabo San Lucas luego de un recorrido de mil 711 kilómetros.

“El desplome del tramo carretero se registró a ocho días del sismo de 4.6 grados en la escala de Richter que tuvo epicentro en la zona de Camalú, a 70 kilómetros de Ensenada.

“Según información de la Policía Federal, la carretera quedó clausurada desde las 5:00 horas de ayer, y se estima quede cerrada durante un año mientras se efectúan las reparaciones adecuadas”.

Pero también en Oaxaca se cuecen habas.

“(2017).- El paso entre el Istmo de Tehuantepec y la capital oaxaqueña quedó suspendido esta mañana luego de que el puente de Magdalena Tequisistlán colapsara a la mitad de su tramo ante la fuerza que ocasionó la crecida del río.

“Autoridades de Protección Civil determinaron suspender el tránsito sobre la carretera Panamericana ante el daño ocasionado a la estructura del puente de Tequisistlán el cual podría sufrir más afectaciones derivado de las intensas lluvias que hasta la mañana de este viernes continuaban registrándose en la zona.

“El nivel del río de Tequisistlán ha superado el 95 % de su capacidad, por lo que se teme un desbordamiento en sus partes bajas de continuar el mal clima durante las próximas horas.

“La circulación para todo tipo de vehículos fue cerrada en ambos carriles en la carretera federal 190 (Panamericana), incomunicando por tierra a la región del Istmo con la capital del estado.

“De acuerdo al reporte oficial, se informó que “por las constantes precipitaciones y la creciente del río, el puente presenta hundimiento en su parte media, por lo que se cerró el paso” a todo tipo de vehículo y persona.

“El cierre provocó que al menos medio centenar de vehículos con sus pasajeros quedaran varados en el municipio de Tequisistlán”.

“Protección Civil informó que la vía alterna para la ciudad de Oaxaca es llegar a la región del Papaloapan y bajar por la Cañada hasta entrarse en los Valles Centrales”.

El agua, la eterna enemiga, cuya fuerza es controlable si se aplican fórmulas de resistencia y conducción, pues no hay chorro imposible de conducir, ni bramadero imposible de prevenir, se convierte en una explicación recurrente.

Debajo del Canal de la Mancha, a despecho de marejadas y corrientes, huracanes o cuanto haya, funciona un túnel para unir Francia e Inglaterra. Y no pasa nada, ni se rompe el túnel ni se filtra el mar.

Aquí, toda lluvia es atípica (la lluvia será atípica cuando el agua no moje y la noche tenga sol) y todo riesgo sea de imposible consideración. El catálogo de los pretextos para la chambonería resulta infinito.

Pero las cosas así pues;  al aventón, al ahí se va, al luego vemos, al más tarde lo  arreglamos, crea una política de riesgo y desperdicio cuyos resultados son estos y muchos más, porque no es ahora el momento de hablar sobre los peligros industriales o los incendios de sitios cuya naturaleza los debería hacer seguros como ningunos otros, tal es el caso de guarderías, hospitales y escuelas.

Por eso no hay invención superable frente a la realidad del descuido, la imprevisión, los proyectos de vivienda en los cuales se olvidan las ventanas o las escaleras.

Por eso podemos leer, ya para finalizar con la documentación del optimismo (decía CM) buscando si se quiere al azar, otra noticia como esta:

CANCÚN, 27 de agosto, 2015.- Alarma y caos vial ha provocado este día el hundimiento de un tramo de la carretera Cancún-Playa del Carmen en sus cuatro carriles, donde ya se encuentran elementos del Ejército, de las policías Federal, Estatal, Municipal, así como elementos de Protección Civil y de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) trabajando en conjunto para tratar de restablecer el paso.

“El colapso sucedió en el Kilómetro 307, zona de cavernas, en un punto donde se encuentra un cenote, lo que complica aún más el trabajo de los operadores de la maquinaria. La dimensión del derrumbe es de aproximadamente de 12 metros de ancho por 2.5 metros de profundidad.

“Al momento se observa una fila de automóviles de por lo menos 5 kilómetros, por lo que las autoridades han exhortado a la ciudadanía a no ir a Cancún o a Playa del Carmen si el asunto no es estrictamente necesario.

“Dada la importancia de esta vía para el sector turístico, el vocero de ASUR, Eduardo Rivadeneyra, confirmó que los representantes de las aerolíneas están al tanto de la situación y se espera que sean flexibles con los pasajeros que no han podido llegar y que los envíen en vuelos posteriores”.

COAHUILA

Una vez conocido el monto de las multas por irregularidades en los comicios de Coahuila, cuyo término será en el Tribunal Electoral, es conveniente recordar algo: el Consejo del INE no anula elecciones. En caso de ameritarlo, eso es resultado de a decisiones del TEPJF.

Así lo explica Marco Baños, veterano consejero del INE:

“Hoy (viernes) el Consejo General, decide si los números al final indican si hay rebase o no, pero el Consejo no anula, esto va al Tribunal, quien es el que en definitiva decide si se anula o no”.

“Recordó que en el dictamen de la Comisión, los dos punteros tienen rebases, tanto el priista Miguel Riquelme como el panista Guillermo Anaya en el caso de Coahuila”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here