Del Mazo y Nemer

0
31

¿SE LEVANTARÁ?.- Después de los días patrios que incluyen ceremonias de los Niños Héroes, la de la transición o cambio de gobierno, la de El grito que comparten el mandatario saliente dando el grito y el entrante hondeando la bandera, vendrá la cruda realidad.
Ésta será para el gobernador Alfredo del Mazo Maza y el dirigente priista Ernesto Nemer.
GOBIERNO.- Por urbanidad política que caracteriza a los tricolores mexiquenses de todos los niveles y más los de mayor jerarquía, no espere que Alfredo del Mazo Maza saque la espada en su discurso de protesta como gobernador, pero sí esbozará acciones inmediatas en aquellas áreas en las que hay más rezagos según informes llegados a su escritorio.
Nada que ver con su padre Alfredo del Mazo González que tras cerrazones del gobierno saliente y ante el propio presidente José López Portillo anunció en el teatro Morelos “en este momento estoy dando instrucciones para desaparecer al Batallón de Radio Patrullas del Estado de México, BARAPEM”, cuestionado desde su campaña. Lo dirigía el delincuente Alfredo Ríos Galeana.
Seguro para evitar futuras masacres en pleno nuevo gobierno, el presidente López Portillo dijo al hacer uso de la palabra, “vengo a atestiguar el cambio de gobierno de mi amigo Jorge Jiménez Cantú”. En días subsecuentes hubo ajustes pero sin tanto ruido.
Hoy Alfredo del Mazo Maza encuentra un escenario discretamente parecido al de su padre hace 36 años cuando a los aspirantes perdedores y colaboradores de Jiménez Cantú se les adjudicó poner piedras a Del Mazo González. Le atinó, me refiero a los extintos Juan Monroy Pérez secretario general de gobierno y Román Ferrat Solá, director general de Hacienda.
PARTIDO.- La leyenda urbana adjudica a Eruviel Ávila el haber perdido el PRI en municipios claves como su natal Ecatepec y también Cuautitlán Izcalli, tierra de la ex presidenta tricolor en plena campaña, Alejandra del Moral. Los mal pensados van más allá, el supuesto enojo del gobernador por no resultar candidata su secretaria de Educación Ana Lilia Herrera.
En el PRI, el reto es para el actual presidente Ernesto Nemer Álvarez pues tiene la mayor responsabilidad política en la naciente administración delmacista, empezar desde ya a escoger a los mejores cuadros para lo que se avecina que no es nada fácil, candidatos a senadores decisión que no estará sólo en sus manos, ni siquiera la de diputados federales.
Pero sí escoger y proponer a sus instancias superiores a mujeres y hombres con los perfiles de buena fama y competitividad para cuando menos no perder lo que hasta hoy se tiene en distritos y municipios, si aumenta, sería un éxito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here