CIUDAD DE MÉXICO.- El subprocurador de Delitos Federales de la Procuraduría General de la República (PGR), Felipe Muñoz Vazquez, aseguró que cuando su equipo se integró a la investigación, liderada por el procurador Raúl Cervantes, se encontraron con una carpeta mal integrada y con documentos ilegales.

En conferencia de prensa, informó que la carpeta estaba «mal integrada y en la que ya había una orden de aprehensión por delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Y cuando digo mal integrada es porque me sorprende que el juez incluso librara las órdenes de aprehensión eh, pero bueno la perfeccionamos».

El funcionario alegó que pese a que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) conserve 80 denuncias contra Duarte; existen 30 carpetas de investigación que pueden ser desechadas por su probable procedencia ilegal en la información financiera, ya que se obtuvieron antes de ser autorizadas por un juez.

Ante ello, la sentencia por lavado de dinero y crimen organizado contra el exgobernador de Veracruz corría peligro de no ser aplicada, por lo que se optó a una sentencia reducida.

«Qué pasa si nos hubiéramos ido a juicio oral y en la audiencia intermedia nos dicen que las pruebas son ilìcitas? Pues qué Duarte estaría ahorita vacacionando en Veracruz, o en Cancún o en Miami. ¿Qué hubieran hecho ustedes? ¿Se hubieran arriesgado?», cuestionó.