CIUDAD DE MÉXICO.- Aproximadamente 360 kilos de droga sintética conocida como éxtasis fueron asegurados por elementos de la Policía Federal en coordinación con personal de la Secretaría de la Defensa Nacional, cuando el aparente narcótico había sido envasado en cubetas y frascos de miel que serían trasladados a los estados de Michoacán y Querétaro.

La aparente droga fue asegurada en dos acciones distintas, en la primera de ellas, elementos de las divisiones de Seguridad Regional y Fuerzas Federales realizaron revisiones aleatorias de seguridad en una empresa de paquetería en Mérida, Yucatán, donde dos binomios caninos dieron marcaje positivo en 10 cubetas de plástico que aparentemente contenían miel, además de una caja de cartón que contenía 11 frascos con el mismo producto.

Luego de abrir dichos recipientes que tenían como destinatario un domicilio en Querétaro, los agentes federales detectaron una sustancia espesa, color café oscuro, con abejas en la superficie, que tras aplicarle un reactivo para la detección de narcóticos dio positivo para la droga conocida como éxtasis, cuyo peso en su conjunto fue de aproximadamente 252 kilos.