Debacle por la visita de Trump

0
161

Y vino Donald Trump entiendo que invitado por Enrique Peña Nieto y se desató la debacle en las redes sociales acusando al Presidente de México de mil y un estupideces, comenzando por el impresentable Andrés Manuel López Obrador.

Dice y dice bien Umberto Eco, escritor italiano autor del “péndulo” entre otras obras de mucho interés que las redes sociales, le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino…

Coincido plenamente con Eco porque aquellos como Andrés Manuel López Obrador que critica a Enrique Peña Nieto por la visita de Donald Trump, no tiene ni la más remota idea de lo que significa una relación bilateral entre México y los Estados Unidos.

Para empezar, nuestra relación comercial con el gigante del norte es primordial para la estabilidad económica de nuestro país y, tomando en cuenta que USA no es una nación sino un imperio, cuyos intereses los defienden hasta con la conspiración, un encuentro con cualquiera de los candidatos a su presidencia, reviste una importancia toral.

Los mexicanos nos enojamos porque Donald Trump dijo que la “escoria” de México es la que llega a Estados Unidos ¿y no es verdad eso?, ¿no es verdad que los mexicanos con tierras en nuestro país, prefieren irse a EU a cosechar las tierras de otros?, ¿no es verdad que en los suburbios de los Ángeles o Nueva York los mexicanos lideran pandillas de delincuentes?, ¿no es verdad que una gran cantidad de escoria mexicana, vive o sobrevive en Estados Unidos?

Nos sentimos ofendidos por las aseveraciones del candidato republicano a la Presidencia estadounidense pero no hacemos nada por cambiar nuestra situación de migrantes jodidos y eso no es culpa de Enrique Peña, sino de nuestra propia idiosincrasia; si tenemos que culpar a alguien de nuestra desgracia, ese no es el PAN o el PRI, sino la Iglesia Católica, aunque ese es tema de todo un ensayo.

Cuando Donald Trump se perfile como candidato puntero o vencedor de la contienda en Estados Unidos, los idiotas de las redes sociales dirán “es un visionario” y si en su caso gana Hilary Clinton, lapidarán con sus comentarios ignorantes a nuestro presidente de México.

Sun Tzu en el “arte de la guerra” nos dijo que al enemigo hay que tenerlo siempre cerca y vigilar sus pasos y sus posibilidades. Si todos los mexicanos coincidimos en que los Estados Unidos es nuestro enemigo ¿por qué no acercarnos y saber qué piensan, qué es lo que quieren y cómo sacar ventaja?

Si Andrés Manuel fuera nuestro presidente –que mi lengua se haga chicharrón- haría exactamente lo contrario a lo que Enrique Peña Nieto hizo. En vez de invitar a México a Donald Trump, lo confrontaría y lo insultaría como hace Nicolás Maduro en Venezuela y pregúntese ¿eso sería mejor para México?, ¿eso nos llenaría de gloria?, ¿eso resolvería nuestra crisis?

Imagino que eso crearía una crisis sin precedentes en nuestro país, tal como la que vive Venezuela porque los Estados Unidos tienen la capacidad para presionarnos económicamente de tal manera, que acabaríamos matándonos entre mexicanos por la crisis originada por una mala interpretación de la relación bilateral entre México y su vecino del norte.

Qué bueno de verdad, que AMLO no es presidente de México y qué bueno que Enrique Peña Nieto, tiene la visión de Estado como para invitar a los candidatos a la presidencia del país más poderosos del mundo, para llegar a acuerdos antes de que el voto les favorezca.

Qué bueno que Enrique Peña se atrevió a invitar a Trump a México, a pesar del escarnio del que es objeto, sin embargo el tiempo le dará la razón…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here