¿Debacle anticipada?

0
16

PVEM SE VA.- De confirmarse el divorcio PRI-PVEM como lo anuncian voceros y senadores verdes,  al PRI se le nubla el panorama comicial del 2018 y el primer y principal culpable de esta separación es el presidente nacional tricolor Enrique Ochoa. Su jefe político superior no estaría exento de culpa.

Sólo falta que PANAL busque brazos azules o amarillos que lo arropen para anticipar la debacle.

PURO INTERÉS.- Fueron el vocero del PVEM Carlos Alberto Puente y el vicecoordinador en el Senado Pablo Escudero, quienes previo consenso con sus correligionarios revelaron el interés de sumarse al Frente Amplio Opositor panista o Frente Amplio Democrático perredista, anunciados y creados el pasado fin de semana con presencia de dirigentes y figuras de ambos partidos.

Obvio, los anunciantes verdes se cuelgan de un “interés nacional” para ver la posibilidad de dejar a su aliado mayor, el PRI, que incluso en un momento dado los ayudó a conservar su registro, para hoy voltear a panistas o perredistas, sabedores que con unos, con otros o con ambos, garantizan su existencia, calculando también que el PRI perdería la presidencial el 1 de julio.

CRÍTICAS.- Las críticas a los ecologistas no se hicieron esperar, no obstante que provienen de políticos que también han cambiado de partido una o muchas veces. Es el caso del senador poblano Manuel Bartlet, ex priista recalcitrante, ex perredista y hoy MORENO de corazón y también del poblano autor de las “barbosadas”, Miguel Barbosa ex perredista, hoy MORENO.

TRAIDORES.- Si se confirma la adhesión verde a panistas o perredistas no será la primera ocasión que traicionaran, en el 2000 dejaron al PRI para irse con el PAN, sabedores de la fuerza foxista que el tiempo confirmó arrasando en los comicios presidenciales para infortunio de tricolores y labastidistas. La fidelidad de los ecologistas es tan fuerte como la de…mejor me abstengo.

El PVEM le dio al PRI en las elecciones de los últimos cinco años entre 3 y 5 puntos que  permitieron al tricolor fortificar sus triunfos federales y locales. Esa es la importancia del caso

PANAL.- El Partido Nueva Alianza de la profesora Elba Esther Gordillo ha sido el aliado más fiel al PRI después del PVEM, pero la situación jurídica de la chiapaneca podría prever un distanciamiento o de plano una separación que daría libertad al magisterio federal para aliarse con otras fuerzas con miras a las elecciones del primero de julio de 2018.

PRI.- Si esto se consuma será responsabilidad inmediata y directa del presidenta del CEN del PRI Enrique Ochoa por no haber amarrado ya a sus aliados. En política la confianza no es buena.   

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here