GUADALAJARA, Jal.- La pendiente de las Chivas no tiene fin, no importa el entrenador llamado para inyectarles orgullo, futbol, valor o lo que se necesite para salir de la peor época de su historia.

Hoy cayó en su propia cancha ante un equipo sin nada, sin futbol y sin armonía, salvo el deseo de ganar y fortuna ante el marco rival porque defensa contrario les dio todas las facilidades: 3-1.

Brayan Angulo, del Puebla, fue la figura al anotar dos de los tres goles recibidos por el Rebaño Sagrado -¿o ex Rebaño Sagrado?- con un autogol para confirmar su mal momento en su peor crisis.

Cerrará ante Querétaro.

Se esperaba a un Guadalajara diferente, con localía, con deseos de resurrección, con deseos de ir a la Liguilla y revivir laureles de tiempos idos y al parecer perdidos para siempre.

Pero ni con El Jefe Tomás Boy, un hombre de vergüenza pero no de milagros.

Quizá el error comenzó con el mismo Tomás Boy: le quitó la capitanía a Alan Pulido, una estrella al derecho y al revés, para dársela a Jesús Molina y desconcertar a un cuadro perdido desde hace muchos partidos.

El marcador lo abrió Angulo en propia meta en un tiro de esquina del Gudalajara cobrado por Gael Sandoval.

El propio Angulo empató y dio vuelta al rebaño al 33 y al 38 en sendos tiros de esquina, copia al carbón de la ineficacia tapatía o eficacia poblana, según se vea..

La reanudación del partido tras el descanso da idea de la decepción de los aficionados: recibieron a ls Chiva con un sonoro abucheo y minutos después lo confirmó el propio Matías Alustiza: anotó el 3-1

CRUZ AZUL SUFRE SIN NECESIDAD

CIUDAD DE MÉXICO.- Cruz Azul sufrió, pero ganó, puesto que consintió a Pumas, que estuvo cerca de empatar, no lo hizo y está prácticamente eliminado del Clausura 2019.

El club cementero dominó claramente la mayor parte del duelo, unos 65 minutos, pero al final aflojó y estuvo cerca de una pesadilla con un hombre de más, pero obtuvo tres puntos, llegó a 26 y al cuarto lugar de la tabla.

En el primer cuarto de hora, la Máquina tuvo dos jugadas claras que ahogaron el grito de gol. Primero Orbelín Pineda dribló al arquero Alfredo Saldívar, pero se abrió mucho, se recompuso la defensa puma, tocó lateral y largo para Édgar Méndez, y Milton Caraglio cabeceó cruzado y colocado, pero de la raya, Kevin Escamilla sacó la pelota.

Cruz Azul era amo y señor del juego, pero luego de un pase bombeado, largo y filtrado, al 28′, Carlos González hizo sobrerito a un rival entrando al área y definió al fondo de las redes para el gol de UNAM, sin embargo fue anulado por fuera de lugar. Luego de revisar en el VAR una barrida imprudente sobre el tobillo de Rafael Baca, Kevin Escamilla fue expulsado por doble amarilla, al minuto 39.

La Máquina lucia aceitada y llegaba una y otra vez a la portería rival y al 42′, Pablo Jáquez derribó a Caraglio cuando se le escapaba entrando al área, el árbitro marcó penal, que cobró el mismo fauleado, fuerte y raso pegado a un palo para el 1-0.

Ya en el segundo tiempo, al 55′, luego de un cobro de falta frontal, Milton Caraglio, sin marca, dentro del área chica, cabeceó y enredó la pelota en las redes para el 2-0. Al 63′, Pumas afiló sus garras y rasguñó, cuando Iturbe fue derribado entrando al área por Pablo Aguilar, el árbitro marcó penal, que cobró Pablo Barrera al centro y venció a Jesús Corona, quien en este juego celebró sus 600 juegos en primera división.

UNAM siguió mejorando, luego de un contragolpe y pase filtrado, al 75′, Alán Mozo definió raso y cruzado ante la salida de Chuy Corona, pero fue anulado por fuera de lugar y en tiempo de compensación, luego de un centro frontal e intentando despejar, Pablo Aguilar casi mete autogol, pero el esférico se estrelló en el travesaño.

EL LEON HACE HISTORIA CON EL ATLAS

LEÓN, Gto.- Los Panzas Verdes del León ya tiene otra marca: 12 victorias consecutivas, así sea ante un hazmereír de la Liga MX, el Atlas de Guadalajara.

Lo golearon 5-2, con una facilidad asombra porque los tapatíos no juegan a nada, ni a defenderse ni a atacar, ni a ser equipo ni a ser comparsa, aunque al final terminen siéndolo.

Angel Mena es la bujía de estos guanajuatenses, un despreciado por el Cruz Azul a pesar de la supuesta inteligencia de Caixinha.

Mena hizo el primer gol, combinó con William. Tesillo para hacer el mismo el segundo, aunque los haya sorprendido el recuento de Atlas con Jefferson Duque.

Reaccionaron para el 3-1 y todo lo demás fue fácil para los locales, hoy en la cuerna de la luna, líderes, omnipotentes, brillantes, exitosos y sobre todo triunfadores.

LOBOS BUAP QUIERE LIGUILLA

PUEBLA, Pue.- La mediocridad del futbol mexicano permite a cualquier equipo, con una pequeña combinación de resultados aspirar a la Liguilla y, ¿por qué no?, al título.

Es el caso de Lobos BUAP, un conjunto armado para sobrevivir y como ha ganado sucesivamente al Guadalajara y a Tijuana, está en cifras de calificación.

Con todo, los Xolos fueron los primeros en ponerse en ventaja con un gol de Gustavo Bou, tras un saque de esquina cabeceado por Julián Velázquez.

Los visitantes se pusieron conformistas y pagaron con el empate de Leo Ramos al minuto 32 a centro preciso de Mauro Lainez.

Al comienzo del segundo tiempo los locales se fueron por la victoria y Leonardo Ramos cobró un penal para dar vuelta al marcador: 2-1.

TIGRES 3-3 CON MORELIA
MONTERREY, NL.- Duro pudo costar a Tigres de la UANL jugar con un equipo alterno ante los inefectivos Ates del Morelia.
Sin embargo, éstos se pusieron adelante, estuvieron 2-0 y al final debieron sellar un empate a tres goles.
Para su infortunio, tuvieron la reaparición del francés André-Pierre Gignac.
Los goles fueron de Miguel Sansores a los 19 y 31 minutos y Edison Flores (65), por los visitantes, en tanto el argentino Lucas Zelarayán (64, 77) y el chileno Eduardo Vargas (81), marcaron por los locales. Con este resultado, Monarcas llegó a 14 unidades y los “felinos” a 33.
NECAXA 2-2 CON PACHUCA
AGUASCALIENTES, Ags.- Parecen dos equipos desinteresados en ser actores para un mejor destino.
Porque Necaxa y Pachuca bordaron un futbol a veces emocionante, pero apenas empataron a dos goles en el Estadi Victoria.

Por Rayos anotó un doblete Eduardo Herrera, al 45+3 y al 47, mientras por Tuzos se hicieron presente en el marcador el argentino Leonardo Ulloa (36) y el colombiano Jaine Barreiro (71).

Ahora los dos equipos tienen 25 puntos y creen poder soñar, pero dependen de muchas combinaciones.