CIUDAD DE MÉXICO.- La Secretaría de Gobernación (Segob) asume el compromiso para garantizar la libertad de expresión y erradicar la discriminación por razón de género durante la disculpa pública en nombre del Estado Mexicano a la periodista Lydia Cacho, por su detención arbitraria y violaciones a sus derechos humanos.

Fue detenida ilegalmente hace 13 años en Quintana Roo y trasladada para ser procesada en el estado de Puebla, anomalía de la cual ella culpa al ex gobernador Mario Marín, mejor conocido como «el góber precioso».

Sin embargo, no se han anunciado acciones legales en contra de ese hombre, quien tenía nexos con pederastas a quienes Cacho denunció públicamente en medios periodísticos y libros de su autoría.

La titular de la Segob, Olga Sánchez Cordero, estuvo acompañada del subsecretario de derechos humanos de la dependencia, Alejandro Encinas, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, así como Juan Ramón de la Fuente Ramírez representante de México ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), y Jesús Peña Palacios, representante adjunto de la Oficina en México de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Al mediodía de este jueves, inició el evento donde con una declaración de Peña Palacios donde habló sobre el proceso que sufrió la periodista y como ella asistió al Comité de derechos de las Naciones Unidas para pedir ayuda. Posteriormente, el subsecretario de  derechos humanos Alejandro Encinas, presentó la disculpa oficial ante la periodista. Además de resaltar la violación de los artículos 3,7,9 y 19 del Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos que sufrió Cacho.

“Asumimos la responsabilidad del Estado sobre hechos ocurridos hace poco más de 13 años (…) Las cosas van a cambiar en serio y asumiremos plenamente nuestra responsabilidad”, declaró Encinas.

Quadratín México