CIUDAD DE MÉXICO.- El juicio de Morena contra el gobierno de Enrique Peña Nieto comenzó con la reprobación de la Cuenta de la Hacienda Pública federal de 2016.
La Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados argumentó que no se comprobaron 103 mil 377 millones de pesos y que la deuda pública aumento a 7.4 billones de pesos
Asimismo, encontró subejercicios y ampliaciones presupuestales no aprobadas por ese cuerpo legislativo por 613 mil 975 millones.
La mayoría del Movimiento de regeneración Nacional (Morena) aseguró también que hubo una recurrente irregularidad en contratos incumplidos por particulares, rubro en el que coloca la llamada Estafa Maestra.
Luego asentó la Comisión:
“Derivado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2016, la ASF reporta recuperaciones operadas que ascienden a 8 mil 906.7 millones de pesos, con corte al mes de mayo del 2018, y que a mayo de 2018 aún faltan por aclarar 103 mil 377 millones de pesos.
“Por lo que se considera que los resultados de la gestión financiera no se ajustaron a los criterios señalados en el Presupuesto de Egresos de la Federación, no se cumplieron los objetivos de la política de gasto.
“Los avances en el cumplimiento de los objetivos de los programas nacionales y sectoriales tuvieron un impacto marginal en beneficio de la sociedad, por lo que no existen elementos suficientes para aprobar la Cuenta Pública de 2016”.
ESTADOS Y MUNICIPIOS
En otro aspecto, a estados y municipios les falta aclarar 84 mil 675 millones de pesos, en cuya situación se responsabiliza también a la administración pública federal en los siguientes términos del dictamen:
“Lo anterior significa que, para el Gobierno federal, incluyendo los tres Poderes y los Órganos Constitucionales Autónomos, el monto pendiente asciende a 13 mil 810 millones de pesos”.
METAS INCUMPLIDAS
Los diputados partidarios de Andrés Manuel López Obrador fustigaron el incumplimiento en las metas de crecimiento y recaudación, lo cual se agrava con la discrecionalidad en el gasto.
Los representantes priístas y del Partido Verde criticaron la politización que se le da a un documento eminentemente económico y que por ello debiera estar exento de juicios.
“Dado que algunos artículos tienen valoraciones políticas y no técnicas, el PRI votará en contra del dictamen”, expuso el ex subsecretario de Egresos Fernando Galindo.