*Parece que se conforma un Gabinete Montessori

*La Presidencia Electa “como dice una cosa, dice otra”

Por Luis Repper Jaramillo*

lrepperjaramillo@yahoo.com

 

Parafraseando al Maestro Don Jesús Reyes Heroles (único priista decente y digno de recodar) “el engaño en política es tan difícil de ocultar como la verdad” Me vienen a la mente discursos, arrebatos, promesas, compromisos de campaña que durante 15 años ha pronunciado el Presidente Electo de México, Andrés Manuel López Obrador, que pretenden ser verdades, pero a la vuelta de la esquina nos topamos con engaños, lo que podría echar abajo la confianza, credibilidad, admiración, respeto, entrega y voluntad para seguir apoyando, lo que nos lleva a pensar que esos más de 30 millones de votos (un hito en la historia electoral del país) podrían revertirse por tantos desaciertos que ha cometido, cuando aún le faltan 11 semanas para asumir el cargo Constitucional.

El gozo, puede irse al pozo ya que sus incondicionales, su primer círculo de poder ha cometido torpezas, errores, equivocaciones e inconsistencia, de las cuales –desde luego- está enterado Andrés… y no remedia, corrige o pone un “hasta aquí” a los responsables de  pifias y engaños que podría llegar a desencanto popular.

En primer lugar sus alfiles en el Congreso de la Unión, dieron la primera puñalada al proyecto morenista (léase Andrés Manuel) al solapar una violación a la Constitución cuando convirtieron ambos recintos legislativos en burdel, en donde negociaron a cambio de “algo” permitir al enano gobernador, gobernador con licencia, senador, senador con licencia, gobernador interino del Estado de Chiapas, Manuel Velasco Coello, permiso provisional en la Cámara Alta, para regresar a la entidad que (des) gobierna para “terminar” su obligación el 8 de diciembre y regresar al Senado.

En este enjuague, Morena toleró, negoció con el PVEM tales argucias para que en el periodo en que el “gobernador interino”, reciba de la federación (en la primera semana de octubre) 52 mil millones de pesos, de un Fondo público para apoyar a tres entidades del país altamente marginadas, pobres, miserables, abandonadas –entre ellas la de Velasco Coello- recursos que se supone debe invertir en obras sociales (lo que no hizo en 6 años simulará hacerlo en 2 meses y medio) para mejorar la calidad de vida de los chiapanecos.

Ese fue el interé$ que mostraron Ricardo Monreal (Senado), Mario Delgado (Diputados), Andrés Manuel (Presidencia Electa), Polevnsky (Morena), Manuel Velasco (Senado/Chiapas), Puente (PVEM) para venderle la licencia, aunque se haya violado la mismísima Constitución General de la República… razones de pe$o  aunque en ello vaya el descrédito de Morena y sus huestes.

Ya desde la conformación de su gabinete, aquí lo hemos escrito varias veces, el tabasqueño en su enorme soberbia, desoyó el rechazo social cuando “rescató” de la ignominiosa corrupción a dos detestables sujetos, Marcelo Ebrard (próximo Canciller… imagínese) y a Napoleón Gómez Urrutia (flamante y dignísimo Senador), quienes en su palmarés arrastran vergonzantes horrores de corrupción, fraude, indecencia, cinismo y opacidad. Andrés ignoró a la gente con su decisión.

 

 

Lo más reciente de sus pifias políticas las vienen dando, la Presidenta Nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, que como Madame del Vino Tinto, se ha desgarrado las vestiduras en contra del Gobernador Electo de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, a quien ha insultado y llamado traidor, porque el exfutbolista del América y de la Selección Nacional, no incluyó dentro de su gabinete, ni le otorgó la mitad de los cargos al ex senador morenista Rabindranath Salazar, muy allegado de la señora.

A tal grado es el cinismo y enfado de la mujer que se atrevió a decir en conferencia de prensa: yo hubiera esperado del futbolista (término peyorativo) que le hubiera dicho a Rabin “aquí está el Estado que quieres” (o sea, es más importante el amigo, que un gobernador electo constitucionalmente). Sé el Secretario de Gobierno (Polevnsky dispone cargos públicos en un Estado, siendo sólo presidenta de un partido), ten la mitad de los cargos (brutal, quiere la mitad de la administración del Estado de Morelos, por interés económico/político… letal).

“La mitad para Morena, la otra para nosotros y gobernamos de forma conjunta (repartición del erario público y gubernamental por órdenes de AMLO). Tristemente esto no ha sucedido” concluyó la declaración de la Madame de Morena. ¿Habrase visto cinismo y corrupción a tal grado? Sí. Sólo en los tiempos del priismo en su época dorada de la “Dictadura Perfecta”

Otra joyita morenista, de la que, desde luego Andrés Manuel está enterado, y si no… Uuuujulé,  nos remontará dos sexenios atrás, el del panista Vicente Fox, quien sólo fue presidente de membrete, pues los seis años “el poder tras el trono” lo detentó “la señora Marta”: Marta Sahagún Jiménez, quien a cañonazos de Prozac mantenía a su marido atolondrado, semidormido, lento, mientras ella tomaba las decisiones desde la alcoba presidencial de Los Pinos.

Casi, casi, sucede lo mismo ahora. Ocurren cosas malas en esta presidencia electa y nada más no, resuelve, ordena o da el manotazo en la mesa Andrés Manuel, pues su séquito motu propio asume y decide qué hacer.

Otra más de Monreal Ávila y sus corifeos en el Senado de la República, recientemente presentaron ante sus similares la Propuesta de la Bancada de Morena, para nombrar al nuevo Fiscal General de la República, que sustituirá a la PGR, con la idea, dicen en su texto, de designar un Fiscal “autónomo”, “independiente”, “no sumiso” a decisiones u órdenes del Ejecutivo Federal.

Hasta aquí, bien… Pero la iniciativa vino tinto, es sucia y cómplice de lo que durante tres quinquenios Andrés Manuel ha criticado, atacado y calificado como Procuraduría General de la República “a modo”, a intereses políticos y económicos del Presidente en turno. Aja.

Bien. La intención de Morena viene mal de origen, pues desde las campañas presidenciales de López Obrador, quiere primero nombrar al Fiscal, después modificar la Ley y realizar una Reforma constitucional; es decir,  primero el sujeto y después las leyes. O sea, la pretensión del Presidente Electo es contar con un Fiscal “suyo” para adaptarle un reforma a la Ley de Procuración de Justicia y pueda manipularlo a su antojo.

El mismo día de la presentación de la Iniciativa, ante la presencia de organismos de la sociedad civil, ONG´s, juristas, constitucionalistas, Monreal Ávila neció su propuesta, situación que fue rechazada y criticada por las otras bancadas y los invitados especiales.

 

 

Tal fue el grado de inconformidad que las organizaciones sociales (quienes ayudaron a los morenistas a elaborar la propuesta) manifestaron su enfado porque la petición de modificar el Artículo 89 de la Constitución para garantizar autonomía a la Fiscalía fue ignorada por los senadores de Morena, por lo que “seguirá más de lo mismo”, pues el Presidente de la República conservará la potestad de remover al Fiscal, tal y como ha sucedido en todos los sexenios priistas y panistas. Es decir, desde el Ejecutivo Federal se maneja “a modo” a quien debe imparcialmente procurar e impartir justicia.

El texto del Artículo 89, Fracción IX de la Constitución dice “es facultad del  Presidente de México intervenir en la designación del Fiscal General de la República y removerlo, en términos de lo dispuesto en el Artículo 102, Apartado A, de esta Constitución”

En su afán de imponer y conservar su mayoriteo legislativo, los Senadores de Morena rehúyen modificar este precepto, pues a insistencia de la sociedad y de los defensores de los derechos humanos, si no se enmienda dicho Artículo se corre el riesgo de sólo maquillar un reclamo popular y dejar “manos libres” a Andrés Manuel López Obrador a nombrar un Fiscal “a modo”.

Pero los morenos no pretenden acatar el deseo de los mexicanos y sus consecuencias, como “la verdad histórica”  en el caso de los 43 de Ayotzinapa, del ex procurador Jesús Murillo Karam y la indolencia e incapacidad de su sucesora Arely Gómez, que ignoró la investigación de la masacre de Iguala, Guerrero.

Pues bien, en las referencias señaladas, el otrora contestatario, agresivo, contundente, mordaz e inconforme “Peje” al haber obtenido lo que tantos años buscó, desoye, caya, bromea, no pone orden a lo que tanto protagonizó y que le diera en 2018 el más rotundo triunfo electoral… ¿No honrará su palabra?, convertirá a sus gabinetes en Instituciones Montessori, como ya se demostró en el Congreso de la Unión, o lo que pelea la Madame Vino Tinto, quien busca “repartir el pastel” en el gobierno del Estado de Morelos.

Este no es El Peje que todos conocimos. El poder lo cambió, pero ojalá hubiere sido para bien. Sus promesas de campaña duermen aun el sueño de los justos.

La desilusión social no tardará en manifestarse. Unos días dice una cosa y al siguiente recula. Como el de sus diputados en San Lázaro, que siempre no se bajarán el sueldo y ganarán más que el Presidente de la República. Que en el Senado, alharaqueó Monreal Ávila: se acabaron las viandas, el café, las galletas y las edecanes que cuestan muchos millones de pesos en presupuesto… ahora que siempre no, que seguirán las comilonas, las botanas y las chicas de buen ver que vuelven locos a los vejetes senadores.

¿Entonces qué, Andrés Manuel?,  eres o te haces… Te podrías convertir en un Chimoltrufio “como dices una cosa, dices otra”

Pon cuidado, no conviertas un gobierno de esperanza en una administración Montessori. Hoy, si no es… así parece.

 

 

 

*Miembro de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT) y de Comunicadores por la Unidad (CxU)