CIUDAD DE MÉXICO.- La morenista Claudia Sheinbaum tomó posesión esta mañana como jefa de Gobierno de la Ciudad de México y de inmediato, reafirmó sus compromisos de campaña ante el pleno del Congreso local.

Sheinbaum Pardo afirmó que habrá apoyos para los damnificados por el sismo del 19 de septiembre, los cuales serán entregados directamente a los afectados, por lo que se acabaron los intermediarios.

Ante la mirada de su mentor, el presidente Andrés Manuel López Obrador, prometió impulsar el deporte en la capital para reducir de esta forma el índice delictivo, pues aseguró que “un deportista más, es un delincuente menos”.

En su primer discurso, Sheinbaum se comprometió también a crear nuevos planteles de nivel media superior y superior, así como apoyos económicos para jóvenes que deseen seguir estudiando.

En materia de movilidad, la mandataria anunció la creación de 4 líneas de cablebús, el cual conectará a las zonas más marginadas con diversos puntos de la ciudad.

La ex delegada de Tlalpan afirmó que combatirá la corrupción al interior de los cuerpos de seguridad de la ciudad, así como aumentos a los salarios de policías y agentes de investigación.

Prometió que la Policía de la CDMX será la más eficiente del país por medio de buenos mandos en incentivos, además de la coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública Federal, encabezada por Alfonso Durazo.

Por último, la ahora jefa de Gobierno anunció la desaparición definitiva del cuerpo de granaderos, pues en su gestión, la Policía no será un instrumento para reprimir al pueblo de México.

“No les fallaremos”, lanzó la mandataria capitalina, ante el aplauso del pleno legislativo.