Ciudadanizar… ¿what?

0
41

YO SOY 132.- Conforme pasa el tiempo se abarata cada vez más el término CIUDADANIZAR, refiriéndose a instalar en determinados puestos, -públicos de preferencia-, a personas ajenas a la responsabilidad intrínseca de la dependencia. ¿La experiencia?, importa poco.

¿Es buena la medida?, le doy ejemplos y saque sus conclusiones sin inducción alguna.

En los lejanos 90 nació el Instituto Federal Electoral, IFE, desligándolo parcialmente del gobierno pues antes los procesos electorales los organizaba y contabilizaba la Comisión Federal Electoral, CFE, que presidía el secretario de Gobernación en turno. El desligue parcial se debe a que el naciente IFE lo siguió presidiendo el titular de la SEGOB pero…

Pero ya con representantes permanentes de los partidos y los famosos CONSEJEROS CIUDADANOS como novedad. Incluso hasta geográficamente el IFE se alejó de Gobernación dado que instaló sus oficinas en Periférico sur y Viaducto Tlalpan, en tanto Gobernación se mantiene en Bucareli. Así fue hasta 1996 cuando el IFE se “CIUDADANIZÓ”.

Fue en ese año cuando llega a ser Consejero Presidente del IFE el regiomontano José Woldenberg Karakowsky, quien antes fue, de 1994 a 1996, CONSEJERO CIUDADANO. Woldenberg, prototipo del político ciudadano apartidista, antes fue militante de partidos de izquierda como PSUM, PMS y PRD, al que renunció en 1991 y nadie le puso peros.

Ni siquiera por el hecho de que su entonces esposa Julia Carabias fuera miembro del gabinete priista del presidente Ernesto Zedillo al desempeñarse como secretaria de Ecología. En cuanto al desempeño de Woldenberg al frente del primer IFE ciudadano no hay objeción alguna, al contrario, el tiempo lo dimensiona como uno de los mejores.

# 132.-Al inicio de la campaña presidencial del candidato Enrique Peña en 2012, la CIUDADANIZACIÓN reforzó su presencia con la aparición del grupo anti Peña que nació en la Universidad Iberoamericana durante una desafortunada intervención del mexiquense. Con el tiempo algunos esos 132 se incorporaron al gobierno y a diversos sectores.

Luego de los integrantes del # 132 vinieron otras manifestaciones similares que se acentúan con la fiebre partidista por renunciar a los recursos públicos y destinarlos a la reconstrucción de daños por los sismos del 7 y del 19 de septiembre, pero eso sí, manejados por la sociedad civil o ciudadanos organizados.

La pregunta obligada es que si hay una o varias personas, sí capaces pero con la total disposición y tiempo para supervisar la construcción de casas en Chiapas, Oaxaca y la ciudad de México. En estos tiempos de reconciliación, solidaridad y afectos por encima de desafectos ¿valdrá dar al gobierno la confianza y responsabilidad para hacer bien la tarea?. Su respuesta es la mejor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here