Chiquillada, la ganadora

0
75

ELEAZAR FLORES

CRONOS LO DIRÁ-. Por su experiencia usted debe adelantarse a los demás cuando se hable de análisis político, por lo que enterado de la “ENCUESTITIS AGUDA” que padecerá en este febrero loco, oriente a sus interlocutores diciendo que los auténticos ganadores del  2018 serán los chicos.

Si, los partidos chicos chicos, léase PT-PMC-PES y los no tan chicos PVEM, PANAL y el propio PRD.

Primordialmente los tres primeros ganaron aliándose a sus “mayores” sean éstos PAN, PRI y MORENA según el caso. El no perder su registro fue el mayor interés de los dirigentes de esos tres partidos, pues yendo solos en la federal, en automático perderían su registro al no obtener el 3% de la votación nacional como era previsible.

Incluso el PT era un muerto resucitado gracias a los oficios del PRI que inventó una repetición comicial en un distrito federal de Nayarit, por lo cual dicho partido logró el porcentaje mínimo para seguir teniendo vida y gozando de sus jugosas prebendas económicas. El ingrato PT “agradeció” al PRI su resurrección aliándose a MORENA.

Los dirigentes de los otros dos partidos chicos, Movimiento Ciudadano y Encuentro Social estaban muy preocupados cuando no habían logrado aliarse a nadie. Lo absurdo es que, aun solos, se pusieron difíciles y pidieron el oro y el moro a PRI y PAN para arrejuntarse. El partido del peje les dijo que sí a todo lo que pidieron, se fueron y ahora falta que les cumplan su pliego.

Con el del peje, los otros  partidos como el de Dante Delgado, el del “demócrata” Alberto Anaya que lleva “escasos” 20 años presidiendo el PT, o el de Hugo Erik Flores, tienen garantizado el 3% mínimo de la votación del primero de julio y por ende, seguirán usufructuando las cuantiosas prerrogativas que les da el INE, producto de quienes pagamos impuestos.

No hay que esforzarse demasiado para estimar que la nueva cartografía política después del primero de julio, ubicará a los partidos en un orden aproximado a este: PRI, PAN, MORENA como “cabezas” de serie y sus respectivos aliados. Otro ejercicio coloca a MORENA, PRI y PAN lo que no es difícil. El que el PAN encabece es más difícil más no imposible, sobre todo por sus aliados.

En cuanto al PRD, PVEM y PANAL, tienen grupos clientelares no obstante que se han debilitado por deserciones o incrustaciones de personajes de antaño en los últimos días. Por ejemplo el PRD fue abandonado por quienes emigraron a MORENA; el PANAL enfrentó aguas turbias con el yerno “cómodo” de la maestra, y del verde hay que esperar el desenlace de Chiapas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here