CIUDAD DE MÉXICO.- Con las pruebas aportadas por la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México un juez de control vinculó a proceso a un hombre involucrado en el homicidio de un policía que realizaba labores de vigilancia en un domicilio de la alcaldía Álvaro Obregón, donde radica el arzobispo emérito Norberto Rivera Carrera.

El ilícito ocurrió en la colonia Florida, la tarde del domingo 21 de octubre, cuando el agresor y sus cómplices tocaron el timbre de la vivienda y dispararon contra los vigilantes; uno de ellos falleció y el imputado resultó lesionado.

En la audiencia inicial se calificó como legal su detención y se le vinculó proceso por el delito de homicidio calificado, bajo la medida de prisión preventiva oficiosa en el Reclusorio Preventivo Varonil Sur.

Según explica la Procuraduría capitalina en un comunicado, el juzgador otorgó un plazo de tres meses para el cierre de la investigación complementaria.

Desde el lunes 22 de octubre, el retrato hablado de uno de los probables participantes en la agresión cometida el domingo anterior (21 de octubre) en la casa del cardenal Norberto Rivera Carrera, coincidía con las características de un individuo que fue ingresado con tres heridas de bala en un hospital del municipio de Naucalpan, Estado de México.

Ese mismo día se había logrado ubicar en un hospital del municipio mexiquense de Naucalpan, a uno de los tres probables participantes en el homicidio de un elemento de la policía Bancaria que custodiaba la casa del también arzobispo emérito.

El pasado jueves 1 de noviembre el procurador General de Justicia (PGJ), Edmundo Garrido, informó que uno de los implicados en lo sucedido en casa del cardenal Norberto Rivera Carrera declaró que el móvil fue robo.

Quadratín