CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador señaló, luego de reunirse con contratistas del Nuevo Aeropuerto Interrnacional de México (NAIM) en Texcoco, que éstos fueron respetuosos de la decisión que tomaron los mexicanos y que están en la mejor disposición de llegar a un acuerdo.

Tras el encuentro al que asistieron los empresarios que tienen aproximadamente 92 por ciento de las obras de dicha terminal aérea, López Obrador indicó que se llegó a un acuerdo general en el que desde este martes se comenzarán a ver opciones para continuar con las diferentes obras.

Aseguró que se encuentran “bien y de buenas, y se portaron a la altura de las circunstancias”, y aseguró que de parte suya no hay ninguna denuncia legal ni amparo, “ellos van a participar en Santa Lucia, es muy probable, y también en otras obras y lo que dijimos, el volumen de obra que se contrató en el caso de Texcoco, el volumen de obra se va a realizar; todo va a ser legal, absolutamente legal”.

De acuerdo con el mandatario electo, otras opciones de obra son las que se harán en el aeropuerto de Toluca y “lo que se tiene que seguir haciendo en el lago de Texcoco, son sobre todo obras hidráulicas”, ya que se va a mantener este lago, “todo esto fue lo que se habló en los mejores términos, se portaron muy bien, les diría que, de manera muy compresiva, responsable al cien”.

Descartó que hubiera “tormenta, llovió un poquito, lloviznó” y enfatizó que no se pierde nada y que incluso habrá ahorros considerables.

En otro tema, López Obrador detalló que la consulta respecto el Tren Maya se podría llevar a cabo hacia diciembre o enero próximos, de la que dijo tiene encuestas que marcan que 80 por ciento de la población está a favor del proyecto.

“Los que no quieren la consulta, los que no quieren la democracia, con todo respeto, piensan que somos incongruentes, que sí vamos a pedir consultas para unas cosas y para otras no, ya que se vayan preparando psicológicamente porque siempre va a haber consulta cuando lo solicite a gente”, aseveró.

Esta consulta, explicó, se realizaría incluso antes de la reforma que se tiene pensada hacer al Artículo 35 de la Constitución para eliminar candados y dar facilidades a los ciudadanos y que se pueda realizar la consulta.

En otro tema, se refirió al comunicador José Gutiérrez Vivó y sostuvo que “de parte nuestra” existe la mejor disposición para que regrese y si volviera a algún canal estatal, “sería un homenaje a la libertad de expresión y a un comunicador que fue injustamente maltratado en un sexenio que es preferible olvidar”.

A su vez, Javier Jiménez Espriú, próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, detalló que si bien la mencionada reunión no contó con la presencia de Carlos Slim, el empresario envió en su representación a Antonio Gómez, director general de grupo Carso, y se comunicó con él por teléfono y le manifestó su total solidaridad y respeto a la decisión además de que se mostró en la mejor disposición de llegar a la negociación más adecuada.

Agregó que el encuentro contó con la presencia de 16 empresarios, entre quienes figuraban Carlos Hank Rhon y Olegario Vázquez Aldir.

De acuerdo con Jiménez Espriú, se finiquitarán los contratos del actual aeropuerto de Texcoco y se harán otros contratos para Santa Lucia, además de que se llevarán a cabo licitaciones.

Lo que ya está invertido en Texcoco, explicó, son casi 60 mil millones de pesos “y nosotros estimamos que, entre los gastos no recuperables, no lo sabemos con certeza, pero estimamos que puede ser 25, 30, máximo 40 mil millones de pesos”.

Reiteró que se pagará toda la obra que no se haya pagado y detalló que “no hay ninguna penalización ni hay ninguna fianza, el gobierno no acepta penalizaciones a los contratos; cuando hay una suspensión de una obra por causa de interés público no hay penalizaciones, lo que sí hay es el cumplimiento de los compromisos; es lo que quedamos”.

Asimismo, sostuvo que los empresarios no perderán nada y que en la reunión no estuvieron presentes casi 350 empresarios de contratos pequeños, pero aseguró que a todos se les tratará en el marco del respeto y la legalidad.

NO I

NTERPONDRÁN RECURSOS JURÍDICOS

Olegario Vázquez Aldir (Grupo Ángeles), Carlos Hank Rhon y Alberto Pérez Jacome (Grupo Hermes), Hipólito Gerard (GIA) así como Antonio Gómez, en representación de Carlos Slim (Grupo Carso), fueron los empresarios que acudieron a la reunión con el tabasqueño, con quien acordaron ya no moverle más al tema del NAIM en Texcoco.

Los empresarios jamás hablaron de interponer recursos jurídicos, como amparos o revisiones legales, por la cancelación de la obra o la consulta, al contrario se habrían mostrado “muy respetuosos con la decisión que tomaron los mexicanos en la consulta”, subrayó López Obrador.

Sobre el posible despido de trabajadores de la construcción en Texcoco, el presidente electo reiteró que sí van a tener trabajo porque se va a rescatar el lago y los empresarios ya involucrados en la terminal cancelada es posible que apoyen en convertir esa zona “en un enorme parque”.

El futuro titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) precisó que se acordó con los contratistas finiquitar los contratos del NAICM, como también el pago de la obra pendiente y de la obra no recuperable, como pueden ser trabes o control de equipaje, esta última estimada en máximo 40 mil millones de pesos.

“Vamos a ver también cómo vamos a aprovechar todo lo que está (en Texcoco), ya hay muchas cosas”, dijo Javier Jiménez Espriú. “Sobre la plataforma que se construyó, sobre las estructuras que están elevando”, recalcó.

El ingeniero subrayó que en los contratos de gobierno, a diferencia de privados, no se establece ninguna penalización. “Cuando hay suspensión por causa de interés público, como es el caso, no hay penalizaciones; lo que sí hay es el cumplimiento de los compromisos”, explicó.

De acuerdo con SSP noticias, empresarios que acudieron representan el 92.5 por ciento de las obras del NAICM, los que no acudieron, el 7.5 por ciento restante, son alrededor de 350 empresarios con 350 contratos pequeños, dijo Jiménez Espriú. “Vamos a llamarlos a todos los contratistas”, subrayó.