Cambios publicitarios, ya

0
79

DE GENTE, DESPUÉS-. Usted que da seguimiento a las cosas, coincidirá en que los cambios de estrategia mediática de los candidatos presidenciales se iban a dar cuanto antes como se lo anticipé, y resulta que dichos cambios empezaron desde ayer mismo en sus spots.

En los cuarteles de trabajo de panistas y priistas actuaron de inmediato, en MORENA, el peje dirá.

Si las cosas van por donde han quedado dos de las tres fuerzas, cuando menos en los spots de radio y televisión no habrá más ataques, si acaso en los discursos de las pre campañas en los que es difícil controlar no solo los mensajes ante el público sino también las declaraciones a los medios de comunicación, en las famosas entrevistas banqueteras, odiadas por Dante Delgado.

Sin entrar en polémica por los porcentajes que ayer publicó EL UNIVERSAL, de un ejercicio que se efectuó cuando menos diez días antes, le advertí que el peje no baja pero tampoco sube, o sea que se ha estacionado en su 32%. Fuentes cercanas a colaboradores de dos “cuartos de guerra” señalan que PANaya tiene 25% y PRIpe Toño 22%, lo que consideran creíble.

Esas mismas fuentes, encargadas de los estudios de campo algunas de ellas, insisten en que AMLO se ha estacionado en 30% en los últimos diez días, lo que no sucedía desde diciembre pasado. Los cercanos al tabasqueño no dan crédito pero tampoco externan públicamente su inconformidad para no preocupar a su jefe. Pero de que lo saben lo saben.

El PAN cambió desde ayer su programación de spots radiofónicos y los ajusta para televisión, en los que impera un tono amigable, contrario al atacador que venían difundiendo. En el caso del PRI va a mantener sus mensajes conciliatorios, de unidad y de propuestas. Hasta sus más acérrimos enemigos le conceden al tricolor y aliados este tono.

POCA INFLUENCIA-.Los “genios” de la comunicación electrónica tienen bien guardadito un mini estudio donde se revela que los anuncios de radio y televisión influyen poco en el electorado, incluso hay quienes insisten en que causan repulsa pero sus jefes insisten en que tampoco pueden prescindir de ellos pues ningún candidato ha dado ese paso.

Los jefes no creen que es un gasto poco redituable por lo que seguiremos en la misma línea pues en todos los cuartos de guerra se acepta la creencia pero tampoco se quieren quedare sin chamba.

Ante este panorama, los radio escuchas o televidentes seguiremos escuchando y viendo anuncios políticos, malos, peores o lo que sigue, pero lo más lamentable es que son cuatro largos meses de sacrificio. Ni modo, aquí nos toca votar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here