CIUDAD DE MÉXICO.- Con 303 votos a favor, 111 en contra y 31 abstenciones, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó la Ley Federal de las Entidades Paraestatales, la llamada Ley Taibo, ya que las modificaciones realizadas permitirán que el escritor de origen español Paco Ignacio Taibo II pueda dirigir el Fondo de Cultura Económica (FCE), pues se eliminó el requisito de ser mexicano por nacimiento para poder ostentar dicho cargo.

El dictamen, que es resultado de una minuta enviada por el Senado, elimina las limitantes que restringen el derecho de cualquier ciudadano a ocupar puestos de dirección, coordinación y vigilancia, al quitar la discriminación motivada por origen étnico nacional, de género o de ciudadanía.

“Se contempla armonizar la Ley en términos de igualdad y conforme a los principios de progresividad, universalidad, interdependencia, indivisibilidad, interpretación conforme y pro persona garantizando la igualdad sustantiva, sin importar la condición social, política, económica, cultura y jurídica”, señala dicha ley.

Al fundamentar el dictamen y a nombre de la Comisión de Gobernación y Población en la Cámara de Diputados, la morenista Rocío Barrera señaló que la minuta enviada por el Senado refleja la necesidad de establecer condiciones igualitarias entre hombres y mujeres en la designación de titulares e integrantes de los órganos de gobierno.

Así como órganos descentralizados, fideicomisos, instituciones de crédito del Estado, seguros y empresas de participación estatal mayoritaria, particularmente, dijo, estableciendo criterios de lenguaje inclusivo con perspectiva de género.

Destacó que se eliminan un elemento de exclusión que fue impuesto en 1998, el cual señalaba que los directores de las entidades paraestatales tienen que ser necesariamente mexicanos por nacimiento.

“En esta época actual ya no tienen cabida disposiciones legales anticuadas y discriminatorias, por ello la necesidad de reformar la Ley Federal de Entidades Paraestatales a fin de que cualquier mexicano por nacimiento o por naturalización tenga derecho a estar al frente de cualquier órgano de gobierno”, sostuvo.

Durante la discusión, PAN y PRI expresaron su desacuerdo de estar discutiendo y avalando una Ley “a modo” para poder beneficiar el nombramiento de un amigo del presidente López Obrador, como lo es el escritor, Paco Ignacio Taibo II; asimismo, criticaron su conducta y señalaron que existen mejores perfiles para dirigir el Fondo de Cultura Económica.

La diputada del PRI Dulce María Sauri Riancho aseguró que era una reforma plagada de simulación y ocurrencias, “simulación porque de pronto importa la situación de las personas mexicanas por naturalización; ocurrencias porque había que cumplir la voluntad del Presidente. Es más fácil para la cuarta transformación cambiar la ley, que revisar la decisión”, aseveró.

Refirió que, la modificación de fondo en esta ley se refiere exclusivamente al artículo 21, donde se eliminaron dos requisitos específicos que actualmente deben cumplir los titulares de las entidades paraestatales, quitar el candado de ser mexicano por nacimiento, eliminar el requisito de contar con conocimientos y experiencia en materia administrativa en puestos de alto nivel decisorio, como son las direcciones de las paraestatales.

El legislador del PAN, Jorge Luis Preciado, señaló que la bancada mayoritaria en San Lázaro ya tenía la instrucción presidencial para avalar esta Ley, por lo que acusó  que varios legisladores solo van a cumplir, dijo, órdenes.

Recordó y reprochó las expresiones del escritor durante la FIL de Guadalajara el año pasado, donde aseguraba, que los legisladores le modificarían para que ocupara el cargo en el FCE.

“Sin más ni más dijo, ‘ya se las metimos doblada’.

Habrá quién disfrute de sus expresiones, pero la oposición y en este caso el PAN, no está de acuerdo con ese tipo de expresión, no está de acuerdo que un funcionario de cuarta se sienta por encima del Congreso Federal (…).

Y sobre todo, que esta persona vaya a ser el responsable del Fondo de Cultura, de Cultura Económica.

Quadratín