SANTA CATARINA, NL.- La Pasión de Jesús de Nazareth iba muy bien ante miles de asistentes a esta representación anual.

Pero no amararon bien al intérprete del personaje bíblico y Juan de Jesús cayó desde dos metros de altura y debió ser trasladado de emergencia a una hospital de este municipio.+

Se le decretaron rompimiento de cervicales, vértebras, piernas y cráneo, de acuerdo al reporte difundido por ABC Noticias.

Su pronóstico es de suma gravedad y pronóstico reservado.

De acuerdo al ritual, este personaje histórico debía estar amarrado a la cruz y no crucificado con rompimientos de manos, como fue en la vida real.

Pero no quedó bien sujeto y se desplomó de una altura considerable para sorpresa de cientos o tal vez miles de asiduos.

No es la primera ocasión que sucede una desgracia de este tipo.

Hace poco más de tres decenios el Cristo de Iztapalapa sufrió lesiones graves y debió ser hospitalizado, aunque se recuperó en un par de días.

Tal vez no sea éste el caso, pues se teme por la vida de Juan de Jesús.