CIUDAD DE MÉXICO.- La primera entrevista con cuestionamientos a Andrés Manuel López Obrador desató críticas de los AMLOvers al periodista estrella de Univisión, Jorge Ramos.

De origen mexicano, el comunicador estuvo el viernes en Palacio Nacional y lo interrogó sobre las cifras de delincuencia, las cuales matiza el tabasqueño con una respuesta evasiva:

-Tengo otras cifras.

No hubo conciliación en los números y este sábado el sacerdote Alejandro Solalinde, quien aspira a presidir la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), cuestionó a Ramos.

Dijo que hubo “agresividad y altanería” del enviado de la principal cadena televisiva de Estados Unidos en habla hispana y fue más lejos: fue una ofensa a todos los mexicanos.

Escribió textualmente en Tweeter:

“La agresividad y altanería de Jorge Ramos no se puede repetir.

“La insolencia con la que trató a nuestra legítima y máxima autoridad nos ofendió a mexicanos y mexicanas que luchamos por un cambio.

“Porqué –sic: es ¿Por qué…?- no le habló así a los presidentes corruptos anteriores?

“Admirable AMLO!”.

Acto seguido, elogió “el temple” de López Obrador en aquel incidente en Palacio Nacional, pero nunca defendió el derecho de Reforma a mantener -por mandato constitucional- la decrecía sobre quién le proporcionó la carta donde el tabasqueño exige solicitud de perdón a España por la Conquista.

Tal vez con semejante lagoteo el padre Alejandro Solalindo pronto lo veamos en la presidencia de la comisión Nacional de Derechos Humanos.