TURÍN.- Juventus necesitaba tres goles si quería eliminar a Atlético de Madrid y su principal figura, Cristiano Ronaldo, le dio lo que ocupaba para avanzar a cuartos de final de Champions League.

Cuando el duelo entraba en un momento decisivo, al minuto 27 y luego de un centro por izquierda a segundo palo, Cristiano Ronaldo ganó la posición y el salto a quien lo marcaba y sacudió de cabeza las redes para el 1-0 en esta vuelta de octavos de final y 1-2 en el global.

Ya en el segundo tiempo, al 49′, de nuevo Cristiano, cabeceó potente y colocado tras un centro por derecha y aunque Jan Oblak atajó, dieron gol, al parecer por que el balón superó la última línea y se empató la serie.

Al final del juego, al 85′, luego de una zancadilla a Bernardeschi, el árbitro marcó penal, que cobró CR7, raso, potente y colocado para darle la clasificación a Juventus.