BUENOS AIRES.- La producción de autos en Brasil cayó 7.0 por ciento en septiembre como consecuencia de la crisis en Argentina, gran comprador de autopartes y vehículos brasileños, lo que frenó el impulso alcista en la recuperación de un sector muy dañado por la crisis económica iniciada en 2014.

Aunque las ventas nacionales crecieron un 7.0 por ciento respecto a septiembre de 2017, y de enero a septiembre ya aumentó 14 por ciento la venta de vehículos, las exportaciones de un país con poca competividad dañan al sector automotriz brasileño.

Las exportaciones en septiembre cayeron un 34.5 por ciento respecto al mismo mes del año pasado, lastrada por la crisis en Argentina, mayor mercado para las autopartes y vehículos del gigante sudamericano.

La Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores de Brasil (ANFAVEA) señaló que revisó a la baja su crecimiento en la producción anual por causa de la situación en el país vecino, aunque espera que el mercado nacional compense parcialmente las ventas exteriores.

El gigante sudamericano, superado por México desde 2014 como mayor productor de vehículos de América Latina, busca nuevos mercados para sus autos en Chile y Colombia, tras la caída de la demanda en Argentina, que supone 50 por ciento de las ventas totales al exterior.

El año pasado México pasó la barrera de 3.7 millones de autos producidos y superó por tercer año consecutivo a Brasil como mayor fabricantes de América Latina, con más de un millón de vehículos montados en comparación con el gigante sudamericano, que este año volverá, con todo probabilidad, a quedar segundo en el ránking latinoamericano.