CIUDAD DE MÉXICO.- El pleno de la Cámara de Diputados aprobó sin hacer cambio alguno, la minuta senatorial de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, la cual impedirá a los funcionarios de los tres poderes federales y organismos autónomos obtengan mayor salario al del Presidente de la República.

De acuerdo con Milenio, la primera ley aprobada por la 64 Legislatura del Congreso de la Unión prevé regular sueldos, dietas, aguinaldos, premios, recompensas y bonos de los servidores públicos.

Adiciona asimismo un capítulo al Código Penal Federal para tipificar el delito de remuneración ilícita a los servidores públicos y sancionarlo hasta con 14 años de cárcel y multa equivalente a 3 mil días de salario mínimo.

“Aprobados los artículos reservados 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16 y 17 de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos. 217 bis y 217 ter del Código Penal federal. Primero y segundo transitorios del proyecto de decreto en los términos de la minuta por 246 votos. Aprobado en lo general y en lo particular el proyecto de decreto por el que se expide la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, reglamentaria de los artículos 75 y 127 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y se adiciona el Código Penal federal, pasa al Ejecutivo Federal para sus efectos constitucionales”, dijo Dolores Padierna, Vicepresidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados.

Aunque las bancadas del PRI, PAN, MC, PRD y PVEM reservaron en conjunto la totalidad de los artículos para su discusión en lo particular, la mayoría de Morena y sus aliados del PT y PES desecharon una a una las propuestas de modificación.

Al comienzo de la discusión, las diputadas Dulce María Sauri, del PRI, y Laura Rojas, del PAN, llamaron a la mayoría de Morena a evitar las prisas y corregir las inconsistencias y anacronismos de la minuta aprobada por el Senado de la República desde noviembre de 2011.

“No compartimos que se apruebe sin cambios esta minuta que está desactualizada, que genera incertidumbre jurídica y que plantea problemas de aplicación. Cinco son las razones: obsolescencia legislativa, falta de armonización legislativa, ausencia de consideración sobre regímenes especiales, provoca choque presupuestario y genera choque constitucional”, puntualizó Sauri.

Rojas cuestionó también la vigencia de la minuta, pero subrayó que su partido ha estado históricamente y estará a favor de la regulación de los sueldos de los servidores públicos.

Sostuvo, además, que no fue la izquierda, sino el ex presidente Felipe Calderón quien presentó, como diputado federal, la primera iniciativa en la materia en 2002, lo que le valió gritos y descalificaciones de la bancada de Morena.