CIUDAD DE MÉXICO.- La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX) declaró procedente la remoción de escombros del Colegio Enrique Rébsamen, el cual colapsó durante el sismo del 19 de septiembre.

Dicha diligencia había sido frenada por las autoridades debido a la investigación que se inició tras el sismo, y cuyo objetivo es deslindar responsabilidades por la muerte de los 19 niños y ocho adultos que quedaron atrapados.

Al respecto, a través de un comunicado de prensa, la dependencia dio a conocer que este lunes tuvieron una reunión con cuatro grupos de peritos, parte de las víctimas e imputados por el caso, para dar a conocer los resultados de los estudios que validan la remoción.

“Antes de iniciar los trabajos de peritaje se realizó la inspección física del colegio, se hizo trabajo de laboratorio por parte de uno de los grupos de peritos y se efectuaron las observaciones técnicas y de laboratorio”, se detalla en el boletín de prensa.