CIUDAD DE MÉXICO.- El proyecto para la nueva reforma educativa conservación a 80 por ciento de los puntos fundamentales contemplados en la reforma del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Al menos eso cree la priísta Cynthia López Castro, secretaria de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados y quien encabeza las negociaciones en San Lázaro por su partido, el Revolucionario Institucional (PRI).,

En conferencia de prensa, la legisladora destacó que el documento contiene avances importantes respecto a la propuesta del presidente López Obrador; sin embargo, cuestionó las negociaciones a las que Morena haya llegado con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), luego de que bloquearon los trabajos legislativos para no votar este dictamen.

Ante ello, sostuvo que revisarán el proyecto que se les presente en la reunión de comisiones unidas que se espera sea la próxima semana, y advirtió que si existen modificaciones en temas como los mecanismos de ingreso, promoción y reconocimiento; la permanencia de la evaluación magisteria, y la autonomía del nuevo Centro de Revalorización Magisterial, los cuales calificó como los pilares de la Reforma Educativa, el grupo parlamentario del PRI votará en contra.

“En el PRI estamos de acuerdo en avanzar, porque (el dictamen) recupera el 80 por ciento de la reforma del Presidente Peña, el 80 por ciento de la reforma del 2013 está en ese dictamen, y nos importa, porque son tres cuestiones fundamentales: los mecanismos de ingreso, la evaluación, y que haya un órgano evaluador.

“Para nosotros esos tres son pilares, si hay una modificación en estos tres pilares, por supuesto que no podemos avalar algo que vaya en contra de la transparencia en la educación de nuestro país y en los mecanismos de ingreso para la docencia”, aseveró.

Sobre los temas en que se avanzaron en este dictamen con respecto a la propuesta presidencial, López Castro destacó el reintegrar el texto referente a la autonomía universitaria, que se había quitado por completo, así como la educación inicial, que va de 0 a 3 años.

Indicó que también se rescató en el texto constitucional la palabra excelencia de la educación, aunque, lamentó, se perdió la de calidad. Mientras que, sobre el Instituto Nacional para la Evaluación Educativa, sostuvo que solo tuvo un cambio de nombre más no de fondo, y aunque perdió la autonomía constitucional, se salvó la autonomía técnica para lo que ahora será el Centro de Revalorización Magisterial.

La priista reiteró su preocupación por lo que Morena haya negociado con la CNTE, los cuales, afirmó, no son todo el magisterio del país, pues señaló que mientras 250 maestros bloquearon la entrada a San Lázaro y cerca de 50 al Senado, en Oaxaca las escuelas laboraron de forma normal, con los maestros dando clases en las aulas.

Aunque señaló como positivo que la CNTE participe en la elaboración de la legislación secundaria, como lo anunció el pasado jueves el secretario de Educación, Esteban Moctezuma, sostuvo que es importante llamar también a los maestros que han ganado sus plazas por medio de la evaluación, así como a los padres y niños que siguen sus clases y no participan en las acciones de la disidencia magisterial, pues, reiteró, la Coordinadora no son todos los docentes del país.

“Los maestros no son la CNTE, la CNTE es menos del 10 por ciento del gremio magisterial, y su oposición, que son los maestros y los padres de familia que no se ven, son los que toda la semana estuvieron en su salón, que pudieron seguir dando clases, esos son los verdaderos maestros.

“Los maestros que vinieron a tomar la Cámara de Diputados es una farsa, es una mafia, y lo único que buscan es poderse arreglar económicamente porque han vivido de la educación. Nosotros esperamos que Morena no haya negociado de más, hay una propuesta de dictamen, y esperemos que no le hagan cambios, y que no cedan ante la Coordinadora, porque va a ser muy grave poner en riesgo la educación de los niños y niñas”, puntualizó.

Quadratín México