AL FIN-. El solo anuncio de que a Andrés Manuel López Obrador se le entregará su constancia de mayoría que equivale a declararlo presidente constitucional electo de los Estados Unidos Mexicanos para el periodo 2018-2024, automáticamente entierra la existencia de dos partidos.

PANAL y PES pasan a mejor vida, pues las inconformidades de este último no procedieron.

Todo lo anterior luego del anuncio de la presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación Janine Madeline Otálora Malásis, por medio del cual convoca a una sesión solemne el próximo miércoles 8 del presente mes. Apueste y ganará a que las instalaciones del TEPJF serán insuficientes pues los filopejianos querrán testimoniar el evento.

Quienes saben de leyes y comicios conjeturan que al candidato presidencial con mayor número de votos el primero de julio le advirtieron que hacer caso a las inconformidades del Partido Encuentro Social de Hugo Erick Morales, no significaba problema mayor, sólo que al candidato se le podría entregar su constancia hasta el mes de septiembre.

Esto debido a que al negarse a morir, el PES denunció irregularidades “solamente” en 280 de los 300 distritos electorales federales. El mal menor era decapitar al PES y acelerar la entrega de la ansiada constancia de mayoría a Andrés Manuel López Obrador, que entre paréntesis al tabasqueño le urgía para moverse más, ¿más?, de lo que ha venido haciendo.

Hasta del miércoles en adelante ya será presidente electo López Obrador, no antes doña Olga.

EDOMEX-.En tierras mexiquenses la arena política está muy movediza, sobre todo porque el gobernador Alfredo del Mazo sigue aprovechando la mayoría tricolor en la Legislatura para sacar cosas fuertes como las objetadas reformas al ISSEMYM y la renegociación de la deuda pública que traducida al cristiano es no pagar lo que le tocaba sino heredarla a gobiernos subsecuentes.

Además de los malos consejos que le dan al mandatario, muchos de los alcaldes actuales le empeoran el ambiente político, pues lejos de mejorar su trabajo en vísperas de los cambios de cabildos, empeoran la dotación de servicios indispensables como los de limpia, alumbrado, agua potable y sobre todo bacheo.

Botón de muestra es la inexplicable postura del alcalde de Toluca Fernando Zamora quien ante quejas diarias por los baches en la capital, cada día más grandes y profundos, en declaraciones desafortunadas declaró a los medios que “quienes se quejan de los baches podrían irse a vivir a otros lugares”. Lo anterior explica su fallido intento reeleccionista. Toluca nunca estuvo peor.

Los opinólogos concluyen que lo que no haga Del Mazo Maza antes del 30 de noviembre no lo hará jamás.