¿HASTA CUÁNDO? .- Por incapacidad comunicativa gubernamental siguen pasando y empeorando cosas en las cuatro entidades de mayor rezago educativo, coincidentemente donde está la mayor membresía de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

Estudiantes de Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán son las víctimas de los centistas.

SEGOB.- Lejos de mantener sólo dos frentes en estas negociaciones que serían por un lado la CNTE y por el oficial SEP y SEGOB, son los responsables de esta última dependencia quienes están dividiendo al crear mesas de diálogo de carácter político, educativo y muchos aspectos más, lo que prolonga pláticas y tiempos. Parece ser que se quiere ganar tiempo ¿para qué o para quién?.

Mientras siguen diálogo y diálogo el tiempo pasa y el año escolar, sobre todo en Oaxaca y Chiapas lo perdieron los estudiantes de educación básica y da la curiosa casualidad que este tema no lo tocan ni por equivocación ni la SEP ni Gobernación y menos los miembros de la CNTE. Como siempre, quienes salen perdiendo más son los alumnos y nadie se acuerda de ellos.

Lo que tampoco se dice es que la agudización de la violencia bloqueando carreteras, incendiando vehículos, saqueando oficinas públicas y demás, se debe a que los mentores vieron disminuidos sus ingresos al comprobar en cheques o depósitos bancarios que les quitaron cientos de pesos por quincena, a los que tienen derecho por carrera magisterial, estímulos, material didáctico y demás.

Todo lo anterior motivó a los centistas reforzar su propaganda de privatizar la educación y despedir a los mentores sin importar antigüedad, preparación y nivel escalafonario.

AMLO, MEJOR.- Como están las cosas y dado el alto descredito hacia el gobierno, instituciones y funcionarios, sin querer queriendo Andrés Manuel López Obrador trata de ayudar a las instituciones, cuando declara que “no se trata de jugar a las vencidas”, refiriéndose a la petición de los centistas de desconocer la reforma educativa y elaborar otra.

“Se debe serenar al país porque hay mucha violencia, no podemos construir al nuevo México a partir de escombros y tenemos que llegar al 2018 con estabilidad y paz social para que la entrega de la estafeta se de en un ambiente de normalidad”, declaró AMLO a Ciro Gómez Leyva, dejando claras y sobre todo reiteradas varias cosas, pero destaca su cambio de tono y actitud.

Hasta sus más acérrimos enemigos dan a AMLO la razón, sobre todo en no abrogar la reforma educativa y serenar al país. Todo lo demás es su interés personal para el 2018 y está en su derecho