LÍNEA-.La asistencia de los presidentes de Venezuela y Bolivia, Nicolás Maduro y Evo Morales, respectivamente, confirma lo que desde la campaña se insistía, las buenas relaciones de los morenistas con dichos gobiernos, lo que inexplicablemente lo negaron en su momento.

Vendrán más sorpresas de visitantes el próximo primero de diciembre. Acostumbrémonos.

Las relaciones de los hoy morenistas con los gobiernos de Venezuela y Bolivia datan de tiempo atrás, incluso cuando muchos de los hoy miembros de la cuarta transformación eran figuras en otros partidos como el PRD. Ejemplo de ello ha sido el locuaz ¿legislador? Fernández Noroña que hasta presumió fotos de su visita a Venezuela hace tiempo.

Aquí como en muchos otros países no debemos confundir el pueblo con el gobierno, pues laos venezolanos y los bolivianos son amigos de los mexicanos, lo discutible son los gobernantes d esas naciones sudamericanas, peleados sobre todo con los derechos humanos de sus gobernados, pues las escenas frecuentes de hostilidad han cobrado vidas, sobre todo en Venezuela.

En Bolivia, la economía dicen que va mucho mejor que en otros países latinos, incluyendo México, por lo que hay poco que cuestionar al presidente Evo Morales en ese renglón.

Lo discutible para Maduro y Morales es su adicción al poder pues ambos llevan más de diez años en el