POR ELEAZAR FLORES

C0N MINEROS-. No conforme con rescatar a perredistas, panistas y demás miembros de la chiquillada partidista, AMLO sigue aprovechando su buen cartel mediático y ahora anuncia con bombo y platillo traer de Canadá o donde se encuentre al líder minero Napoleón Gómez Urrutia.

Hasta ayer hubo poca reacción a dicho anuncio pero la veda electoral permitirá ampliar el tema.

GÓMEZ URRUTIA-. El ex secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana, es un destacado economista e hijo del otrora líder del mismo sindicato Napoleón Gómez Sada. En el lejano 2004 logró una reelección unánime en el poderoso sindicato pero le surgieron problemas al por mayor en el sexenio foxista.

Tantos fueron los problemas que Gómez Urrutia tuvo que emigrar a Canadá donde se encuentra por casi tres lustros. Olvidado por los medios, Gómez Urrutia vuelve a los mismos tras el anuncio que hiciera Andrés Manuel López Obrador en el sentido de que de ganar la presidencia de la república el primero de julio, “vamos a regresar a Napoleón Gómez Urrutia a México” o algo así.

La animadversión contra Napoleón Gómez Urrutia iniciada en 2004 se incrementó en el 2006 cuando el entonces secretario del Trabajo Javier Lozano Alarcón, -hoy uno de los muchos voceros del precandidato priista José Antonio Meade-, literalmente acorraló al líder minero, desconocieron los resultados de su reelección y lo demás ya lo sabe usted.

De entonces a la fecha se hicieron varios intentos para repatriar sin éxito alguno a Gómez Urrutia, no se habló más  del tema hasta que el peje lo trae al escaparate. Digno de estudio para los especialistas debería ser el don del tabasqueño para “purificar” a toda persona que se le acerca y afilia a su partido MORENA, trátese de quien se trate.

Ejemplos abundan: el matrimonio Bejarano-Padierna, la recaudadora jarocha, Tatiana Clouthier y los integrantes de la familia Gordillo, el nieto Rene Fujiwara y el yerno “cómodo” Guillermo González, sin contar a la infinidad de tapatíos que con más o menos cartel ya trabajan para MORENA y su dueño, esperanzados de que en julio a más tardar serán recompensados.

Tanto es el “pegue” del peje con los medios que nada o muy poco le cuestionan que hasta en la última reunión dentro de su periodo de precampaña, en Morelia, refutó a empresarios que le cuestionaron el “cascajo” que ha recogido por todos los puntos del país. Aseguró que se trata de apreciaciones sin fundamento…y le creen

Si la buena vibra peje-prensa sigue y aumenta, las condiciones están dadas para que en julio gane quien usted ya sabe