Día Internacional de la Libertad de Expresión, Día de la Prensa, dicen, comprendiendo esta sinécdoque como el conjunto de actividades relacionadas con la divulgación informativa y las corrientes de opinión.

Día sin sentido, día sin trascendencia real, pero a fin de cuentas anécdota para quien de ellas guste.

En el umbral de este festejo deslucido, porque no hay forma de celebrar, excepto en la cotidiana labor de quienes a esto nos dedicamos, se presenta una petición desde la Conferencia Nacional de Gobernadores, la cual no tiene relación exacta con la labor informativa, pero sí con el clima generado por la propagación de palabras de encono en el discurso oficial del país.

Dice muy serio don Francisco Domínguez, gobernador de Querétaro, al momento de tomar la representación de los mandatarios estatales agrupados en la Conferencia de Gobernadores:

“…Invité al Presidente a que firmemos un acuerdo para la concordia, que elimine la crispación y nos reúna en el propósito de construir juntos el México al que todos aspiramos.

“Urge reconciliar a México y terminar con la polarización; para ello es imprescindible un compromiso público de todos, todos los actores públicos en favor de la moderación”.

¿Acuerdo para la concordia?, ¿crispación?, ¿reconciliar?, ¿ter minar con la polarización?

Todas esas palabras y esfuerzos suenan como si viviéramos en un país crispado, polarizado, necesitado de reconciliación y concordia. Y eso no es así. Todos sabemos la verdad nacional fuera de las palabras de los conservadores y la prensa fifí. Ellos son los responsables de cualquier disturbio alejado de las palabras de inclusión y paz amorosa en las cuales vivimos todos.

Pero la fecha amerita revisar este fragmento del informe de la relatoría especial sobre la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre México:

“…Las amenazas físicas y la intimidación constituyen la forma más extendida de ataques contra periodistas. También son comunes las agresiones físicas y los secuestros. Los relatores especiales identificaron asimismo ejemplos de intimidación, estigmatización, discriminación y condiciones de trabajo deficientes que agudizan la vulnerabilidad de los periodistas.

“Los ataques digitales contra los periodistas y sus fuentes, el hostigamiento a través de medios sociales y la vigilancia secreta no supervisada están entre los desafíos más recientes y alarmantes.

“A su vez, los obstáculos estructurales en las instituciones judiciales y gubernamentales a menudo impiden que los periodistas obtengan resarcimiento, lo cual podría provocar la revictimización de los periodistas que son blanco de ataques o actos de intimidación…”

¿Ataques digitales contra periodistas? No, eso no sucede en la Cuarta Transformación. Los relatores de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos deben estar equivocados, aquí todo es amor y paz…

ROMERO

Si Atila no dejaba crecer la hierba tras su paso feroz, el ilustre panista Jorge Romero siempre deja su huella por donde la casualidad política lo lleva. Le regalo esta carta enviada por un grupo de trabajadores de la Cámara de Diputados:

“A nombre de la plantilla laboral (140 empleados) de la bancada del PAN en San Lázaro, les pedimos su apoyo para evitar el despido masivo que pretende un grupo de legisladores encabezados por Jorge Romero, para que las partidas económicas, que consideran según sus cálculos entre 70 y 100 mil pesos para cada uno de los 88 legisladores que la forman, le sean entregadas en efectivo a cada uno de ellos.

“Romero, exdelegado en la Benito Juárez, en la Ciudad de México, encabeza a un grupo de diputados, que, por ambición política y económica, pretende despedir a toda la plantilla laboral, con el pretexto de ‘ahorrar’, pero a cambio quiere que ese ‘ahorro’ les sea entregado mensualmente a cada uno de los diputados panistas en efectivo en un sobre personalizado.

“De paso, quiere ocupar el lugar de Juan Carlos Romero Hicks, actual coordinador de la bancada.

“Los seguidores de Romero hacen a un lado nuestros derechos laborales, y argumentan, sin ser muchos de ellos abogados, que lo que debe imperar es el derecho civil.

“Como todos los grupos en San Lázaro, el del PAN cuenta con una reserva llamada laboral para, en caso de que sea necesaria una liquidación, de ahí se tome, sin alterar o tocar otras partidas para tareas legislativas. Esta reserva también quieren usarla para beneficio personal, porque según ellos “tienen que repartir sillas de ruedas y otras cosas en sus distritos”.

“Por nosotros, por nuestras familias pero sobre todo porque la ley siga vigente en la casa de los que las hacen, les pedimos su apoyo para la difusión del problema que estamos viviendo”.

 

Twitter: @CardonaRafael
rafael.cardona.sandoval@gmail.com
elcristalazouno@hotmail.com