CIUDAD DE MÉXICO.- Un ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aceptó a trámite la primera controversia constitucional que interpone un gobierno estatal por los superdelegados.

La SCJN admitió, dice Milenio, el trámite del gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, contra la figura de los delegados que impulsa el gobierno federal del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El Primer Mandatario anunció desde que arrancó su sexenio en diciembre pasado, que se desaparecerían los delegados de las dependencias federales en las entidades del país como parte de la estrategia de ahorro denominada Austeridad Republicana, y nombrando a un solo representante del Gobierno federal.

El ministro Luis María Aguilar Morales dio un plazo de 30 días para que el Poder Ejecutivo y las cámaras de Diputados y Senadores respondan a la demanda interpuesta por Aureoles Conejo.

Al igual que otros mandatarios estatales, en diciembre pasado, Silvano Aureoles dijo que la figura de los superdelegados violenta la constitución y avasalla los gobiernos locales por lo que anunció la controversia constitucional en contra de esta figura de la nueva administración pública.

Quadratín México