ACAPULCO, Gro.- Un nuevo evento de mar de fondo provocó un aumento en el oleaje, corrientes de arrastre y reducción de la zona de playa, en este destino turístico.

En un recorrido se constató que las olas alcanzan más de dos metros de altura en el área de Condesa, donde este sábado un turista originario de Ciudad de México murió ahogado. Las sillas y toldos fueron retirados como medida de precaución.

Además, no se observaron prestadores de servicios turísticos. Pese al fuerte oleaje algunos turistas disfrutan del mar, aunque la mayoría permanece en la zona de arena. En un boletín, la Secretaría de Protección Civil estatal informó que el mar de fondo afecta a las regiones Acapulco, Costa Chica y Costa Grande.

Sin embargo, aclaró que salvavidas de las distintas dependencias se encuentran sobre la franja de arena para atender cualquier emergencia.

Abundó que se reforzaron las medidas de seguridad y exhortó a las personas que visitan las playas a respetar las indicaciones de salvavidas, evitar la realización de deportes acuáticos y si las marejadas son fuertes evitar introducirse al mar y evitar caminar en la franja de arena.