CIUDAD DE MÉXICO.- Acudió a inaugurar el nuevo estadio de los Diablos Rojos del México en la Magdalena Mixhuca y porque, dijo en metáfora, practica el beisbol para ponchar a «la porra fifí».

Su reacción del tabasqueño fue a los abucheos, silbidos y varios tonos de mentadas que se escucharon en cuanto apareció en el diamante y durante la ceremonia de inicio de la pretemporada de la Liga Mexicana.

El quiso sacar provecho de la situación:

“Me da gusto mucho orgullo inaugurar este extraordinario estadio de béisbol. No voy a hablar mucho porque hay algunos de la porra del equipo fifi, pero la mayoría está a favor del cambio y del rey de los deportes, el béisbol”.

Quadratín reportó el acto así:

Al inaugurar el Estadio Alfredo Harp Helú, nuevo infierno de los Diablos Rojos del México, el presidente de la República de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que “seguirá ponchando a los de la Mafia del Poder”.

Luciendo una chaqueta del equipo de béisbol, luego de escuchar el Himno Nacional Mexicano, en el diamante del nuevo estadio y rodeado de los jugadores escarlatas y de los Padres de San Diego, López Obrador dio el primer picheo.

“Me da gusto mucho orgullo inaugurar este extraordinario estadio de béisbol. No voy a hablar mucho porque hay algunos de la porra del equipo fifi, pero la mayoría está a favor del cambio y del rey de los deportes, el béisbol”, expresó el Primer Mandatario, luego de que se escucharon algunos abucheos en su contra.

Destacó que impulsará todos los deportes, entre ellos el béisbol, infantil, juvenil, amateur y profesional, “porque el béisbol es una pasión fecunda, que requiere de cabeza, corazón y carácter”.

Y agradeció al dueño de los Diablos Rojos del México, Alfredo Harp Helú, por “ser el principal promotor de béisbol en México”.

Y Harp Helú dio la bienvenida “al paraíso” de la novena capitalina y agradeció a los nueve mil trabajadores que construyeron el inmueble y al Presidente por asistir a la inauguración.