CIUDAD DE MÉXICO.- Andrés Manuel López Obrador prefirió no opinar sobre el asunto de la venta de cerveza al tiempo, para disminuir el número de establecimientos de cervezas ilegales y el consumo de alcohol en la Ciudad de México.

Este miércoles, Quadratín México informó que debido a la proliferación de expendios de cerveza, conocidas como chelerías, en la Ciudad de México, la diputada María de Lourdes Paz Reyes propuso modificaciones a la Ley de Establecimientos Mercantiles del Distrito Federal, para clausurar estos negocios.

Tras la propuesta de los diputados de Morena de la Ciudad de México, de prohibir la venta de cerveza fría, para disminuir el número de las chelerías y tratar de combatir el alcoholismo, el presidente de México, señaló que esas son decisiones que toma cada entidad y prefería no brindar una opinión para evitar polemizar.

“Son decisiones que se toman en cada entidad, son autónomas y los congresos locales son quienes deciden que hacer, yo no me voy a meter en eso sí ya de por sí”, expresó el Primer Mandatario.

López Obrador solo pidió al Congreso capitalino analizar y discutir bien el tema para sacar los pros y contras de la situación y así tomar una decisión correcta.