CIUDAD DE MEXICO.- Melitón Ortega y Vidulfo Rosales, representantes del Comité de Padres de Familia de los 43 de Ayotzinapa, denunciaron la negativa tanto de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) como la de Gobernación (Segob) de no avalar un mecanismo especial para continuar con las investigaciones de la desaparición de los estudiantes normalistas, tal como lo dejó recomendado el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

Tras dos horas de reunión con la canciller Claudia Ruiz Massieu y el subsecretario de Derechos Humanos de la Segob, Roberto Campa Cifrián, los padres de familia de los normalistas, desaparecidos en Iguala, Guerrero, en septiembre de 2014, dijeron que se tuvieron que levantar de la reunión porque no existe la voluntad política del Gobierno federal, al recibir la justificación de que no pueden intervenir en el caso Iguala que lleva la Procuraduría General de la República (PGR).

Dicha reunión se dio para que pudiera concretarse el mecanismo de seguimiento que resolvió la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH); Vidulfo Rosales reclamó que hay negativa de la Cancillería mexicana de la integración de dos comisionados que realicen visitas cada dos meses y duren un lapso de cinco días, con pleno acceso a los expedientes del caso Iguala.

“Que pueda estar dotado este mecanismo por un equipo mínimo de cuando menos dos personas y que permanezcan el tiempo que sean necesarios”, denunció Rosales al referir que este miércoles se vence la recomendación de la CIDH.

Sin embargo, aseguró que hay reticencias del Estado mexicano para que haya un equipo operativo permanente en el país que dé seguimiento a las investigaciones de la desaparición de los normalistas y tener acceso a la información plena.

Quadratín