CIUDAD DE MÉXICO.- Este 31 de octubre se celebra a nivel mundial el Día del Ahorro, y de acuerdo con la última Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), 56 por ciento de los mexicanos lo festejará sin haber ahorrado, o al menos no de manera formal.

En un comunicado, Old Mutual, compañía asesora en productos de ahorro e inversión, afirmó que pensar en el ahorro es primordial para evitar grandes conflictos, como sobrecargar tarjetas de crédito y deudas que, a la larga, significarán más dinero que lo que un gusto podría representar.

“Aunque para muchos ahorrar suene complicado, es más sencillo de lo que se piensa. El primer paso y el más importante es informarse acerca de las opciones disponibles en el mercado que se ajusten a las necesidades, metas e incluso personalidad de cada individuo”, señaló Guillermo Seañez, director comercial de la firma.

Refirió que en México sólo 44 por ciento de la población económicamente activa ahorra de manera formal a través de algún instrumento financiero, y hasta hace relativamente poco tiempo, el producto preferido por la gran mayoría de éstos eran los depósitos a plazo fijo.

Sin embargo en los últimos años, y como consecuencia, entre otras cosas, de los bajos tipos de interés, se ha ido perdiendo el miedo a invertir y a asumir un mayor riesgo, con el fin de tener un patrimonio que permita afrontar con tranquilidad y liquidez lo que depara el futuro, agregó.

Ante ello, Old Mutual ofrece seis consejos clave para quienes han considerado cerrar el año de una mejor manera y prepararse no sólo para la “cuesta de enero”, sino para tener un retiro digno.

En primer lugar aconseja analizar cuánto se recibe de ingresos y conocer con exactitud los gastos al mes; definir metas y asignar un porcentaje específico al ahorro-inversión, y establecer el horizonte temporal, es decir, el tiempo del que se dispone para sacar rentabilidad a una inversión.

Generalmente el plazo mínimo para mantener una inversión es de dos años, hasta cuatro años sería un plazo medio, y de cinco años o más un plazo largo.

También recomienda destinar una parte a un fondo muy conservador, es decir, dinero que se pueda necesitar a corto plazo, y otra parte en una inversión más arriesgada, tomando en cuenta que éstas son más productivas si se visualizan a largo plazo.

Old Mutual sugiere evitar invertir en algo que no se conoce, pues si no se tiene claro cuál es el modelo de generación de negocio que más conviene, lo ideal es acercarse con expertos para que sean ellos quienes orienten y gestionen de manera exitosa el dinero.