TOMA TODO-.Al puro estilo del juego de la perinola o pirinola,-ambas formas son correctas-, el gobierno de la cuarta transformación quiere todo para sí pues opera con una sola “oficina de compras” en Hacienda y con asignaciones directas en el 80 % de compras, o más.

Ahora por medio de sus incondicionales, que sobran en todas las instancias de los tres poderes, un legislador plurinominal, -de esos que llegan a la curul sin campaña ni competir-, propone la desaparición de los Organismos Públicos Locales Electorales, identificados como OPLEs. demostrando con ello su ignorancia supina en materia comicial…pero como es de MORENA.

ANTECEDENTES-. De entrada debe advertirse que los Organismos Públicos Electorales Locales no son la panacea pero cuando funcionan bien, son una instancia operativa de organización, apoyo y dictamen de resultados comiciales cuando se trata de elegir en tal o cual entidad, gobernador, diputados locales y presidentes municipales.

Usted lo sabe bien pero con gusto le recuerdo que en este valle de Anáhuac o de lágrimas según se quiera ver, hay elecciones en todos los años de un sexenio y cuando menos se avanza poco al ajustar dichos comicios entre el primer domingo de junio o de julio de cada año. Este año por ejemplo hubo elecciones en cinco estados pero el próximo habrá “solamente” en 14 de ellos.

Sin el pomposo nombre que se les dio con la última reforma educativa en el primer trienio del peñismo, de hecho ya existían órganos electorales en cada estado, en el mexiquense por ejemplo funcionaba desde 1996 el Instituto Electoral del Estado de México, IEEM, institución pública que como todas ha tenido problemas pero en el balance sale bien librado.

Su credibilidad la puso en peligro a partir del 17 de mayo de 2005 cuando se le descubrieron asignaciones directas para fabricar material electoral con la empresa Cartonera Plástica, asunto que se ventiló en medios electrónicos nacionales. De ahí en fuera el IEEM ha tenido desempeño aceptable, tiene recursos propios, organización y un edificio que muchas instituciones quisieran.

Cierto que hay otras entidades del país donde no tienen la infraestructura deseada, pero de ahí a desaparecerlos hay diferencia. Lo ideal sería fortalecerlos, no liquidarlos como son los deseos de MORENA cuyo comandante ha dado instrucciones a sus legisladores para sacar esta reforma así como incluir a AMLO en las boletas de las elecciones intermedias de 2021.

Esto último es el interés mayúsculo de la cuarta transformación, comandante y seguidores, por lo que el INE, que tiene elementos de formación electoral sólida, no tanto política, tendrá que mostrar músculo en su comparecencia de hoy en el Congreso.